Soledad Becerril, nueva Defensora del Pueblo

Sucede a Enrique MĂşgica y serĂĄ la primera mujer en acceder a este cargo en EspaĂąa

El Pleno del Congreso de los Diputados ha elegido a Soledad Becerril como nueva Defensora del Pueblo, con el apoyo de 264 votos a favor, 40 votos en blanco y 3 nulos, sobre un total de 307 votaciones.
El nombramiento de Soledad Becerril deberĂĄ ser ahora refrendado por el Senado, ya que segĂşn la Ley OrgĂĄnica reguladora del Defensor del Pueblo, el candidato elegido debe contar con el apoyo de mĂ­nimo de 3/5 partes del Pleno del Congreso (210 diputados) y, en un plazo mĂĄximo de veinte dĂ­as, del mismo respaldo en el Pleno del Senado, cuya votaciĂłn tendrĂĄ lugar este miĂŠrcoles.
Dado que su nombramiento ha contado con el apoyo del PP y del PSOE, sĂ­ conseguirĂĄ ese respaldo necesario de las 3/5 partes de la CĂĄmara Alta para ser elegida como nueva Defensora del Pueblo.

LAS VÍCTIMAS, SU PRIORIDAD

El pasado 4 de julio la propia Becerril acudiĂł a la ComisiĂłn Mixta (Congreso-Senado) de Relaciones con el Defensor del Pueblo para defender su candidatura y dar cuenta ante la CĂĄmara Baja de sus prioridades al frente de esta instituciĂłn: las vĂ­ctimas de ETA, de la violencia de gĂŠnero y de la crisis econĂłmica.

AsĂ­ las cosas, la futura Defensora deberĂĄ, no obstante, volver a su correspondiente comisiĂłn parlamentaria para presentar a sus adjuntos: el exdiputado socialista Francisco FernĂĄndez MarugĂĄn y un segundo aĂşn por determinar del PP.

De esta forma, Becerril se convierte en la primera mujer propuesta para ocupar este puesto en la Historia de la democracia espaĂąola y sustituye en el cargo a Enrique MĂşgica, cuyo mandato terminĂł en 2010. Desde entonces, al frente de la InstituciĂłn habĂ­a permanecido MarĂ­a Luisa Cava de Llano, pero como Defensora del Pueblo interina.

Becerril, nacida en Madrid en 1944, fue la primera mujer que accedĂ­a al Consejo de Ministros desde la Segunda RepĂşblica cuando Leopoldo Calvo Sotelo la nombrĂł ministra de Cultura en diciembre de 1981, cargo que ocupĂł hasta 1982. AdemĂĄs, fue alcaldesa de Sevilla entre 1994 y 1999.

De la mano de UCD, accediĂł al Congreso en las elecciones generales de 1977 y en la primera legislatura del Gobierno de Adolfo SuĂĄrez. Posteriormente, tambiĂŠn fue diputada por las filas del PP en las en la cuarta, quinta y sexta legislaturas. En 2004 fue elegida Senadora por Sevilla y en 2008, de nuevo diputada por Sevilla.

Es licenciada en FilosofĂ­a y Letras, especializada en filologĂ­a inglesa, por la Universidad de Madrid, y tiene estudios en la Universidad de Columbia. Ha sido profesora en la Universidad de Sevilla y fundĂł la revista de informaciĂłn andaluza 'La IlustraciĂłn Regional', de la que fue consejera delegada. Becerril recibiĂł en 2006 la Medalla de Oro de AndalucĂ­a.

La figura del Defensor del Pueblo fue creada en Espaùa por Ley Orgånica en 1981, aunque el primer titular de la Alta Institución no fue nombrado hasta el 30 de diciembre de 1982. Se trataba de Joaquín Ruiz-GimÊnez CortÊs, que contó con Álvaro Gil-Robles y Gil-Delgado como Adjunto Primero y estuvo al frente de la defensoría un mandato, es decir, cinco aùos.


CRÍTICAS DE GRAN PARTE DE LA OPOSICIÓN

Durante el debate de elecciĂłn en el Congreso, gran parte de los grupos de la oposiciĂłn, salvo el PSOE y el PP, han criticado el bipartidismo establecido para la renovaciĂłn de este Ăłrgano constitucional.

Eso sĂ­, desde ERC, Alfred Bosch, espera que Becerril ejerza una "defensa general y generosa" de todos los pueblos que se engloben bajo su competencia y que no caiga en "errores tremendos" vistos en otros defensores del pueblo que, a su juicio, han actuando en contra la lengua catalana y las leyes de CataluĂąa, "y ninguneando al Defensor del Pueblo catalĂĄn".

Jordi JanĂŠ, de CiU, ha tachado de "escandaloso" el retraso que se ha tomando en la renovaciĂłn de los Ăłrganos constitucionales, entre los que se encuentra el Defensor del Pueblo. Igualmente, ha recordado que esta InstituciĂłn es un "alto comisionado" de las Cortes Generales y que representa a todo el pueblo.

"QuĂŠ paradoja porque el anterior defensor --en referencia a MarĂ­a Luisa Cava de Llano-- impulsĂł un recurso contra el Estatuto de autonomĂ­a de CataluĂąa, que habĂ­a sido apoyado en referĂŠndum por CataluĂąa y por estas Cortes Generales".