Sinead O'Connor, al límite: Rescatada después de publicar en Facebook una nota de suicidio

La cantante Sidnead O'Connor

Sinead O'Connor se encuentra sana y salva. Las autoridades irlandesas han confirmado que la cantante ha sido localizada en Dublín, está bien y recibiendo atención médica, tras publicar una nota de suicidio en su perfil de Facebook.
 

"He tomado una sobredosis. No hay manera de ganarme el respeto. No estoy en casa, estoy en un hotel, en algún lugar de Irlanda, con otro nombre. Si no estuviera publicando esto, mis hijos y mi familia no se enterarían... Podría haber estado muerta aquí durante semanas y no lo habrían sabido porque aparentemente soy escoria y merezco ser abandonada y tratada como una mie**a", escribía la artista de 48 años.

 

Desde hace tiempo, la intérprete de Nothing Compares 2 U libra una dura batalla contra sus ex dos maridos por la custodia de sus hijos más pequeños: Shane Lunny, de 11 años y fruto de su relación con el músico Donal Lunny, y Yeshua Bonadio, de ocho, hijo de Frank Bonadio.

 

Hace pocos días, O'Connor compartía una foto de un acuerdo legal y se dirigía al padre de Shane: "¡Aquí está tu orden judicial Donal Lunny! Dice custodia compartida. ¡Tu y Jake (su hijo de 28 años) vais a ir a la cárcel bajo los términos en los que reclamáis falsamente la prevención de ver a mi hijo, vosotros mentisteis a Gardai la última noche!", escribió la desesperada cantante irlandesa.

 

Asimismo, la controvertida cantante y compositora se muestra desesperada con el trato que está recibiendo de su familia, además de lamentarse de su estado de salud y de la necesidad de encontrar un trabajo y un lugar para vivir. "Estoy siendo tratada tan mal por mi familia que apenas puedo llegar a mantenerme con vida", subrayaba la artista.

 

No es la primera vez que Sinead O'Connor amenaza con acabar con su vida. Ya en el año 2011 colgó una serie tuits suicidas, que alertó también a la policía. Este 2015 ha sido especialmente aciago para la artista, que anunciaba el abandono de los escenarios por los problemas de salud que ponían en riesgo la vida de uno de sus hijos.

 

Además, en agosto fue sometida a una histerectomía, tal y como confirmó a sus seguidores. El pasado sábado anunciaba su retirada profesional. "La música se terminó para mí. La música ha hecho esto. Me ha vuelto invisible incluso para mis hijos. Me ha matado el alma. No volveré nunca a la música", anunciaba la ganador de un premio Grammy.