Sin dinero pero con mucha documentación en los registros de las propiedades de Oleguer Pujol

Los 60 agentes de la UDEF que han participado en los registros de las propiedades de Oleguer Pujol y su socio Luis Iglesias se han incautado de numerosa documentación, pero no han hallado dinero en metálico, una posibilidad que barajaron los investigadores.

La Policía tuvo en el registro el apoyo de la Unidad Canina que cuenta con perros especializados en hallar billetes. Las fuentes consultadas aseguran que es un recurso habitual en este tipo de intervenciones de carácter económico.

Pese a no encontrar dinero, los agentes sí se han incautado de numerosa documentación que a partir de ahora tendrá que ser analizada y posteriormente se realizará un informe que se pondrá a disposición de la Audiencia Nacional, concretamente del juez central de Instrucción Número Uno, Santiago Pedraz, que dirige las investigaciones.

Un total de 60 agentes de la Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) han buscado desde primera hora de este jueves de forma simultánea el rastro de los negocios fraudulentos de Oleguer Pujol y su socio en las propiedades de ambos en Madrid, Barcelona, Valencia y Melilla.

Las fuentes consultadas han informado que a las 6.00 horas de la mañana todos los efectivos estaban preparados, recibiendo instrucciones y ultimando la distribución de las tareas que iba a llevar a cabo cada uno. Entre las 8 y las 9 de la mañana los 60 agentes estaban llamando a la puerta de las respectivas propiedades.

La primera parte del plan pasaba por localizar Oleguer Pujol, el hijo menor del ex presidente de la Generalitat catalana, en su domicilio del número 41 de la calle Teodor Roviralta de Barcelona y a su socio Luis Iglesias en su casa del número 7 de la calle Alfonso XI de Madrid.

Los registros no podían empezar sin antes comunicarlo a los principales afectados a quienes se les leyeron formalmente sus derechos y permanecieron detenidos por la Policía que les acusa de un delito de blanqueo. Tras los registros Pujol fue trasladado a comisaría donde se negó a declarar y posteriormente quedó en libertad.