Sin acuerdo entre los grupos municipales para la retirada de la ikurriña

Tras el inicio de las fiestas, los grupos municipales, excepto Bildu, han rechazado la colocación de una ikurriña gigante frente a la fachada de la Casa Consistorial.

La Junta de Portavoces del Ayuntamiento de Pamplona no ha llegado a un consenso para firmar un documento conjunto a través del cual rechazar la colocación de una ikurriña gigante frente a la fachada de la Casa Consistorial, lo que ha retrasado en 20 minutos el inicio de las fiestas de San Fermín.

  

El Consistorio pamplonés había decidido celebrar este mismo sábado una Junta de Portavoces extraordinaria para abordar la situación que se ha generado como consecuencia del retraso en el inicio de las fiestas, pero, según ha informado UPN en un comunicado, "no se ha alcanzado un texto de consenso, por los de siempre".

  

Tras el inicio de las fiestas, los grupos municipales, excepto Bildu, han rechazado la colocación de una ikurriña gigante frente a la fachada de la Casa Consistorial. El propio alcalde, Enrique Maya, ha mostrado su malestar por que "se ha intentado torpedear seguramente el momento más importante del año en la ciudad", lo que ha calificado de "vergüenza".

  

"Es el día de Pamplona, de los pamploneses", ha reivindicado, para señalar que "ya se ve que esta ciudad no ha recuperado la normalidad". "Pero no van a poder", ha aseverado.