Silvia Clemente confía en que Castilla y León se beneficie del trabajo entre los 'grupos de alto nivel' y Bruselas

(Foto: Chema Díez)

La consejera de Agricultura ha situado a finales de 2013 la aprobación del nuevo reglamento de la PAC para el marco 2014-2020.

La consejera de Agricultura y Ganadería de Castilla y León, Silvia Clemente, se ha mostrado esperanzada de que la Comunidad resulte beneficiada del trabajo paralelo que, de cara a la aprobación definitiva de la nueva Política Agrícola Común (PAC), se desarrolla actualmente en Bruselas y en el departamento de Arias Cañete, merced a la constitución en este último marco de los denominados 'grupos de alto nivel'.

  

Clemente, en declaraciones recogidas por Europa Press, ha situado a finales de 2013 la aprobación de los reglamentos del nuevo marco 2014-2020, una vez comience de forma inmediata el proceso de 'trílogos' entre la Comisión Europea, el Consejo de la UE y la Eurocámara, y ha advertido de la importancia de los trabajos paralelos que desarrollan en España los referidos grupos integrados por el Magrama y las distintas CC.AA.

  

La titular de agricultura castellanoleonesa, que ha asistido en Madrid al Consejo Consultivo de la PAC, ha subrayado que "es un momento de negociación en el que hacer coincidir los grupos de alto nivel con el trabajo que se va a hacer en Bruselas" abre muchas expectativas para España y más concretamente para Castilla y León, fundamentalmente en aspectos tales como la definición final del concepto de agricultor activo y los criterios para el reparto de los fondos de desarrollo rural.

  

En el primero de los casos, la consejera no ha dudado al afirmar que "es posiblemente la novedad más importante en cuanto a que supone definir un concepto de agricultor activo que vincule la percepción de fondos de la PAC al campo y a una actividad agraria con importancia desde el punto de vista social y medioambiental", a la vez que, según ella, permitirá garantizar el relevo generacional.

  

Pero además, Clemente confía en que Castilla y León sea una de las grandes beneficiadas de la nueva PAC en materia de desarrollo rural, después de que en la Conferencia Sectorial celebrada el pasado mes de julio se acordara la aplicación de criterios más objetivos a la hora de garantizar una mejor distribución de los fondos comunitarios.

  

"Esta Comunidad resultó seriamente perjudicada en el reparto de fondos del marco actual al perder el 50 por ciento de los mismos debido a la aplicación de criterios totalmente arbitrarios y desconocidos", ha criticado la consejera, convencida de que los grupos de alto nivel constituidos en el Magrama fijen un marco distribuidor mucho más objetivo.

  

La titular de Agricultura y Ganadería espera que en los próximos meses se despejen también las dudas sobre la forma acometer el proceso de transición del viejo marco de la PAC al previsto entre 2014-2020, tanto en lo relativo a cómo se van a llevar a cabo los pagos directos como en cuanto a la aplicación del mecanismo de disciplina financiera que se lleva negociando desde principios de año.

  

También queda por dilucidar, dentro del capítulo de desarrollo rural, el porcentaje de agua que debe ser ahorrada para su reutilización --es de gran importancia para el futuro de las infraestructuras de regadíos-- y otras cuestiones que afectan al sector lácteo.