Silván reprocha a PSOE que "critique por criticar" y que rechace 85 millones para incendios o carreteras

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Antonio Silván, ha lamentado que el Grupo Parlamentario Socialista se dedique a "criticar por criticar" y rechace un suplemento de crédito extraordinario por importe de 85 millones de euros.

Así se ha pronunciado Silván en respuesta a la pregunta formulada en el Pleno de las Cortes por la procuradora socialista Ana María Muñoz para conocer las inversiones concretas que llevará a cabo la Consejería de Fomento con el suplemento de crédito y el crédito extraordinario que se aprobó en sede parlamentaria el pasado 24 de septiembre.

Al respecto, Ana María Muñoz ha insistido en conocer "la inversión pura y dura" ya que, según los datos aportados por la procuradora socialista, de los 65 millones de euros de crédito, 26 millones se destinarán a gastos de personal, 3,4 millones a gastos corrientes y 10,5 millones de euros a transferencias a la CHD a las corporación locales y para la TDT, por lo que quedarían otros 45 millones cuyo destino quiere conocer.

Según Muñoz, estos 45 millones de euros se destinarán "a tapar la morosidad de la Junta" y a tapar "otros baches" por lo que ha lamentado que en lugar de aprovechar los 85 millones de euros del crédito extraordinario "para acometer obras que reactiven la economía se empleen en tapar una gestión nefasta" del consejero de Fomento y Medio Ambiente, a quien ha culpado de recortar en 113 millones las políticas de viviendas o dejar de ejecutar 383 millones de euros.

En su turno de réplica, Antonio Silván ha pedido "tranquilidad" a la procuradora socialista al tiempo que ha lamentado que para el PSOE "sea una mala noticia" un crédito de 85 millones de euros para infraestructuras básicas de agua, para el mantenimiento de las carreteras o para preservación del medio natural y la lucha contra incendios, aunque ha reconocido que lo que más lamenta es "la mala imagen" que los socialistas "dan a los ciudadanos".

Por ello, Silván ha invitado a los socialistas a "salir a la calle" y decir a los ciudadanos que no están de acuerdo con que el Gobierno regional dedique recursos extraordinarios "a depuración de aguas, al mantenimiento de la red viaria o a pagar las guardias del personal de la lucha contra incendio", a tiempo que se ha mostrado convencido de que el Grupo Socialista "ha perdido una oportunidad de ponerse al lado de lo prioritario, el mantenimiento de los servicios".