Siete muertos y 50 heridos a causa del terremoto en Italia y sus réplicas

Las autoridades locales han solicitado al Gobierno que declare el estado de emergencia
Un total de siete personas han fallecido, 50 han resultado heridas y 3.000 han tenido que ser evacuadas a causa del terremoto de seis grados en la escala de Richter que ayer sacudió el norte de Italia y de sus sucesivas réplicas, según informa el diario 'La Reppublica'.

La Policía ha añadido en las últimas horas al balance de víctimas mortales a Ehsemann Gabi, de nacionalidad alemana, y Anna Firs, que han fallecido en Bolonia y Ferrara, respectivamente, por enfermedades relacionadas con el seísmo.

Hasta ahora los identificados eran Nicola Cavicchi, de 35 años de edad; Leonardo Ansaloni, de 51; y Gerardo es Cesaro, de 59, tres trabajadores industriales que han fallecido en San Agustín--; Nerina Balboni, de 103 años, que ha muerto por un golpe en la cabeza en dicho municipio; y Tarik Naouch, de 29, otro trabajador industrial que ha perecido en el Puente de Bondeno.

A ello hay que sumar 50 personas heridas de diversa consideración y 3.000 evacuados --2.500 de Módena y 500 de Ferrara--, según cifras de Protección Civil.

Además, el seísmo ha provocado un daño "considerable" al patrimonio cultural, según ha informado el Ministerio de Bienes y Actividades Culturales en un comunicado. "Estamos organizando equipos especiales para realizar un estudio más preciso en cooperación con el Cuerpo de Bomberos y Protección Civil", ha dicho.

Las autoridades locales han solicitado al Gobierno que declare el estado de emergencia. Según los medios de comunicación italianos, el Consejo de Ministros realizará dicha declaratoria en su primera reunión de la semana, prevista para el martes.

El primer ministro de Italia, Mario Monti, ha trasladado su pesar a las familias de los fallecidos y ha expresado su "cercanía" con el resto de víctimas del terremoto, aseverando que el Gobierno responderá "rápidamente" a la emergencia que se ha declarado en el norte del país.

Monti, que se encuentra en Chicago para asistir a la cumbre de la OTAN, ha anunciado que solamente participará en la fase inicial de la misma y que el lunes volverá a Italia por el terremoto y el atentado con bomba perpetrado el sábado en Brindisi, que se ha cobrado la vida de una adolescente.

Por su parte, el presidente de Italia, Giorgio Napolitano, ha expresado "su profundo agradecimiento a los que están participando en las tareas de rescate y en la gestión de la emergencia".