Si los datos de tu móvil no llegan a fin de mes... aquí tienes 12 consejos básicos

Una opción es ampliar esos datos contratados de forma puntual, pero también se pueden hacer ciertas cosas que optimizan ese consumo. ¿Sabes cuáles son?

El drama de los usuarios de teléfonos móviles. Se acaba la tarifa de datos contratada y el móvil reduce su velocidad hasta límites desesperantes. Pasamos de ir en Ferrari a ir en un tractor. Y a veces quedan por delante semanas...

 

Una opción es ampliar esos datos contratados de forma puntual, pero también se pueden hacer ciertas cosas que optimizan ese consumo. Para retrasar lo máximo este momento, te damos algunos consejos de cómo manejar el consumo de datos en tu teléfono.

 

ACTUALIZACIONES SOLO CON WIFI

 

Tanto Android como iOS 7 actualizan sus aplicaciones automáticamente, si así lo elegimos. Esto puede llegar a consumir muchos datos de nuestra tarifa ya que hay apps que tienen versiones nuevas cada semana. Dentro de Google Play podemos seleccionar que solo se actualicen cuando nos conectemos a una red Wifi. Lo mismo pasa con iTunes y la App Store.

 

USA LA VERSIÓN MÓVIL DE LAS WEBS

 

Generalmente son más pobres que la versión de escritorio, pero también consumen menos datos ya que están optimizadas para dispositivos móviles. Tienen menos anuncios y menos imágenes por lo que su consumo es muchísimo menos.

 

DESACTIVA LA REPRODUCCIÓN AUTOMÁTICA DE VÍDEOS EN FACEBOOK

 

Es una de las aplicaciones más utilizadas por los usuarios de teléfonos móviles. También de las que más actualizaciones se nutre. La versión actual de la red social para móviles cuenta con la reproducción automática de vídeos por defecto.

 

Tendremos que ir a la configuración y en el apartado de reproducción automática escoger que sólo se active con un acceso Wifi o directamente que no se reproduzcan por defecto.

 

APLICACIONES DE COMPRENSIÓN DE DATOS

 

La más famosa es Onavo. Pueden resultar efectivas pero si las usamos debemos de ser conscientes que todo el flujo de datos de nuestro teléfono pasará por los servidores de esa empresa, quedando toda nuestra privacidad al desnudo.

 

USAR NAVEGADORES QUE COMPRIMEN DATOS

 

Si navegamos estamos constantemente descargando datos, especialmente las páginas con muchas fotografías. Hay navegadores que comprimen los datos consiguiendo de esta manera reducir el consumo.

 

Es el caso de Chrome (ir a ajustes y seleccionar 'reducir consumo de datos') y Opera, con su modo Opera Todoterreno.

 

CONTROLAR LAS NOTIFICACIONES PUSH

 

Una sola notificación consume muy poquitos datos. Pero a lo largo del día nos pueden llegar cientos de notificaciones. Especialmente si usamos aplicaciones de mensajería instantánea. Lo ideal es configurar para que aparezcan solo las notificaciones que necesitas.

 

CONTROLAR LAS DESCARGAS DE WHATSAPP

 

Hay expertos en mandar fotografías, memes y vídeos por WhatsApp hasta llegar a cansar. Si tenemos el teléfono configurado para que estos envíos se descarguen automáticamente estamos perdiendo muchos datos sin haber decidido si queremos realizar dichas descargas. Los vídeos mejor bajarlos con una conexión Wifi.

 

CONFIGURAR BIEN LAS APLICACIONES

 

Algunas de nuestras apps están constantemente usando datos del teléfono móvil ya que se actualizan constantemente. Es el caso de las aplicaciones de metereología o bolsa. Puedes configurarlas para que sólo funcionen con Wifi.

 

CERRAR LAS APLICACIONES

 

A veces nos despistamos y nos damos cuenta de que tenemos abiertas un montón de herramientas que no estamos utilizando. Pese a estar en segundo plano, consumen tanto batería como datos. Lo ideal es de vez en cuando hacer una limpieza y cerrar todo lo que no estemos usando.

 

USO DE LA NUBE

 

Uno de los grandes inventos de los últimos años es el almacenamiento de datos en la nube. Pero puede ser perjudicial si cada vez que hacemos una fotografía o descargamos un archivo el teléfono lo envía a nuestro servidor de Dropbox o similares. Como los anteriores consejos, lo mejor es que solo lo haga cuando se conecte a una Wifi.

 

PIDE LA CLAVE DE LA WIFI

 

No tengas vergüenza en pedir la clave de la red inalámbrica si vas a un restaurante o cafetería. Son muchos los establecimientos que disponen de este servicio aunque no esté anunciado. Siempre que puedas, conecta tu dispositivo a una red Wifi. Al final de mes lo agradecerás.

 

PRECAUCIÓN CON LOS VÍDEOS

 

Ver vídeos en aplicaciones como Youtube es una de las acciones que más datos de la tarifa consumen. Si no es muy urgente, ten paciencia. Viendo unos 20 vídeos en este canal se te pueden llegar a ir hasta 1 GB de tu tarifa.