Si las prisas no son buenas nunca, mucho menos al volante

Un agente de la Guardia Civil, multando a un conductor.

Un cargo público local, multado por conducir a más de 160 km/h

A algunos su interés por salir en todas las fotos, acudir a cuantos más actos mejor, sean o no del partido, y dejarse ver para mantenerse en el candelero, le sale de vez en cuando un poco más caro que de costumbre. Es el caso de un cargo público salmantino al que hace unas semanas le pasaron factura las prisas en forma de multa, por correr a más de 160 km/h... tres puntos menos en el carnet, más de 300 euros a apoquinar, y todo, como dicen algunos, por el #postureo.