"Si al final estamos querellados o imputados no dimitiríamos"

El presidente del FC Barcelona, Josep Maria Bartomeu, ha asegurado que en caso de que la querella contra el ya expresidente Sandro Rosell por apropiación indebida en su modalidad de distracción por el fichaje de Neymar se extendiera a su persona y a la del vicepresidente económico, Javier Faus, ninguno de ellos seguiría los pasos del primero y no dimitirían.

"Si al final estamos querellados no pensamos dimitir de ninguna manera. Si nos imputaran, tampoco dimitiríamos. Quiero dar tranquilidad a los socios del Barça, de que la institución seguirá gobernada por la Junta actual, no daremos ningún paso atrás", manifestó durante una rueda de prensa que se fue más allá de las dos horas de duración.

Bartomeu reconoció que su firma, y la de Faus, aparecen en algunos de los contratos, pero defendió la legalidad de todo el proceso. "Si se querellan contra nosotros no quiere decir nada, no es que hayas hecho nada malo. Lo hecho es por el bien del Barça, estamos orgullosos de haber traído a Neymar y todo está auditado, no hay duda de que todo esto es correcto", apuntó.

Además, recordó que están legitimados para continuar. "Los Estatutos del club nos permiten continuar como Junta. El año 2010 formé parte de una candidatura junto a los compañeros que estamos aquí, y fuimos la más votada de la historia del club, con un proyecto que llevamos a cabo y con un notable alto", señaló.

Por otro lado, en cuanto a Jordi Cases, promotor de la querella ya admitida a trámite en la Audiencia Nacional, negó que haya acabado con Rosell. "No es un socio que haya podido con el presidente del Barça. Uno de los motivos de la dimisión es Neymar, pero hay otros. Hemos tenido un gran presidente casi cuatro años, y ya hizo gran trabajo como vicepresidente deportivo", se sinceró.

"Hemos intentado hoy explicar al socio esta operación, con la máxima transparencia, los emolumentos del club", apostilló antes de dar paso a Raül Sanllehí para desgranar el fichaje del brasileño.

En cuanto al referéndum sobre el Camp Nou, no cree que se vea afectado por lo sucedido estos días. "Intentaremos desmarcarnos de este hecho, presentaremos un proyecto y no queremos relacionar esto con una reválida. Hay que mirarlo como qué es lo que será lo mejor para nuestro club y para encarar el futuro", comentó al respecto.