Serio estreno de 'las guerreras' del balonmano ante Croacia

La selección española de balonmano femenino se regaló un sólido estreno con triunfo (19-25) ante Montenegro, una importante victoria para afrontar un Grupo A de plena exigencia para la vigente bronce olímpica, en su camino a los cruces de cuartos de final.

Las de Jorge Dueñas comenzaron con buen pie la búsqueda de un nuevo podio olímpico. Las 'Guerreras' no sólo superaron a su verdugo en semifinales hace cuatro años en Londres 2012 sino que además lo hicieron con una versión que invita al optimismo. A España no le pesaron los nervios del debut y fue fiel a su estilo.

 

Desde la defensa, con una Silvia Navarro bajo palos en modo pletórico, las subcampeonas de Europa pusieron sobre el parqué del Arena del Futuro el hambre de una generación que quiere seguir escribiendo su historia. Con el pitido inicial, la intensidad de las 'guerreras' atosigó al combinado montenegrino.

 

Con robos y velocidad en ataque, España logró pronto marcar diferencias en el marcador (1-3). Sólo Radmila Petrovic, con tres goles en la primera mitad, supo encontrar resquicio en la defensa española. Las de Dueñas mantuvieron un alto ritmo de juego y de acierto, disfrutando de todas las facetas del juego ofensivo.

 

Y es que acertaron Eli Pinedo y Carmen Martín en los extremos, Eli Chávez como pivote y, sobre todo, una Nerea Pena que fusiló hasta en cuatro ocasiones la meta rival. Con la máxima diferencia mediada la primera mitad (6-10), España se sintió superior y Montenegro sufrió para seguir en el partido.

 

Ni siquiera en los últimos minutos, con la exclusión de Lara González, el conjunto de Dragan Adzic logró inquietar a una España que se fue al descanso cuatro arriba. Cinco fueron en la reanudación con superioridad numérica. España no bajó el pistón, con una pareja González-Eli Chávez infalible atrás, como Silvia Navarro.

 

La portera valenciana cerró a cal y canto su feudo, salvo para los imparables zurdazos de Katarina Bulatovic, mientras que Nely Carla terminó con la resistencia montenegrina junto con Eli Pinedo. El ataque español acompañó a la perfección las buenas acciones defensivas, con movilidad y acierto para gozar de 10 minutos finales de trámite (15-22).

 

Dueñas pudo rotar a sus pupilas, dar minutos a todo el equipo y sacar el máximo de un combinado que dejó su sello y aviso de 'guerra' ante la subcampeona olímpica. España suma los primeros dos puntos de un grupo de la muerte en el que busca, ahora con buen seguro, un pase a cuartos contra Brasil, Rumanía, Noruega y Angola.