Sergi López se libera con el tango: "Siempre hay esperanza aunque no sepas dónde vas"

La idea de un grupo de fornidos y malencarados presos bailando tango en el patio de una sórdida prisión no parece tener mucho sentido en un primer momento, pero en 'Tango Libre', la nueva película de Frédéric Fonteyne que llega a los cines españoles el 1 de mayo, tan surrealista coreografía termina adquiriendo lógica como metáfora de la libertad a través del baile.



MADRID, 26 (EUROPA PRESS)



"Al principio no entendía la idea, no sabía si querían hacer un musical en plan 'West Side Story', porque eso de una prisión entera bailando tango no es muy creíble", ha bromeado el actor protagonista, Sergi López, en entrevista con Europa Press, antes de añadir que después comprendió que la película iba más allá y tiene algo "vitalista, de que todo es posible". "Porque siempre hay esperanza aunque no sepas dónde vas", ha remachado.

En 'Tango Libre', JC (François Damiens) vive su vida de guardia de prisión entre rutinas y sin complicaciones y solo fantasea con sus clases de tango, en las que un día conoce a Alice (Anne Paulicevich), una mujer que visita regularmente a dos presos (uno de ellos encarnado por Sergi López) con los que mantiene un triángulo amoroso y de la que el vigilante se empieza a sentir atraído, pese a tenerlo prohibido, después de volverla a ver en la sala de visitas de la prisión.

Para López, esta es la historia del "encuentro entre un chico sin historia (el carcelero interpretado por Damiens) y una chica que tiene demasiada", y ha agregado que cada vez le "fascinan más las propuestas raras o que no se parecen a nada", como esta en la que un hombre como el que él interpreta "puede convertirse en héroe sin quererlo, cambiando el mundo de la prisión" a través de su pasión por el baile.

"En este caso se nota eso de 'ya puestos a escribir, hagamos ficción, con riesgo y llevando las cosas lejos'". Asimismo, ha admitido que no es que se haya convertido ni mucho menos en un experto en el arte del tango, pero ha reconocido, eso sí, que esta película ha cambiado su relación con este baile, pues antes le parecía "algo exhibicionista".

"TRAGICOMEDIA SURREALISTA"

Por su parte, el director de esta "tragicomedia basada en una idea surrealista", Frédéric Fonteyne, ha señalado que la trama "habla del amor y de la torpeza humana, con un punto muy vital". "Como en el tango, la comedia y el drama bailan juntos. Pero la historia va más allá, y también como en el tango, desarrolla una relación extraña entre hombre y mujer. Esta película podría ser una canción de tango, porque todos tienen algo de trágico", ha explicado.

Para el cineasta, uno de los "retos era lograr dar realismo a la idea de bailar tango en una cárcel", algo que se pudo lograr gracias a que "el tango es violento, hay combate, es de verdad y no es una danza de salón". Por último, ha subrayado que "no hubiera hecho la película sin Sergi, porque sólo él tiene ese poder loco para hacer bailar a toda una cárcel".

Tras un largo descanso de nueve años desde su última película, 'La femme de Gilles' (2004), Fonteyne presenta un drama romántico que retrata a una mujer libre que acepta las limitaciones para superarlas a través de la mirada de un carcelero enamorado. Ambos, junto a los prisioneros, utilizan el tango como vía de escape.

Ganadora del Premio Especial del Jurado en el Festival de Cine de Venecia de 2012 y del Gran Premio del Festival de Varsovia. Junto a Sergi López, en el reparto de esta coproducción entre Bélgica, Francia y Luxemburgo están también François Damiens, Jan Hammenecker, Anne Paulicevich (guionista y pareja de Fonteyne), Zacharie Chasseriaud y el experto tanguero argentino Mariano 'Chicho' Frumboli.