Serbia impone la lógica en su debut ante Egipto

Imagen del encuentro entre Serbia y Egipto del Mundial

Milos Teodosic ha sido el máximo anotador con 15 puntos.

FICHA TÉCNICA

 

64 EGIPTO: Badr (-), El Gammal (12), Shousha (6), Ibrahim (6) y Kamal (8) -quinteto inicial--, Samir (2), Gendy (11), Abouelanin (-), Elsabach (3), Genedy (9), Elmekawy (7) y Rabie (-).

 

85  SERBIA: Markovic (2), Bogdanovic (3), Kalinic (11), Bircevic (11) y Raduljica (13) --quinteto inicial-- Teodosic (15), Simonovic (4), Jovic (6), Bjelica (7), Krstic (5), Katic (4) y Stimac (4).

  

PARCIALES: 13-21, 18-22, 12-25 y 21-17.

  

ÁRBITROS: Vázquez (PUR), Nuran (TUR) y Weiland (CAN). Eliminado el egipcio Ibrahim por cinco faltas personales.

  

PABELLÓN: Palacio Municipal de Deportes de Granada. 3.000 espectadores.

El Grupo A de la Copa del Mundo de baloncesto, en el que está encuadrada la selección española, ha comenzado este sábado con victoria de Serbia, a la que le ha bastado jugar a medio gas para batir a una de los equipos más modestos del torneo, Egipto (64-85), con Milos Teodosic como máximo anotador (15 puntos).

 

Con un tercio de entrada -unos 3.000 espectadores- en el Palacio Municipal de los Deportes de Granada, a expensas de registrar mayor afluencia en el debut de España frente a Irán, la selección balcánica sumó una lógica victoria que le coloca como líder provisional del Grupo A en esta apertura del torneo. Los 'faraones', que tuvieron como mejor hombre a Ibrahim El Gammal (12 puntos), lo tendrán todavía más difícil este domingo ante la anfitriona.

  

Al equipo entrenado por Sasha Djordjevic le bastó con explotar la principal carencia de Egipto, su falta de altura -su jugador más alto, Haytham Kamal, mide 2.07 metros- y aprovechar la inspiración de Miroslav Raduljica. El pívot de Milwaukee Bucks, autor de 13 puntos en la primera parte, fue el príncipal artífice del parcial de 0-12 que rompió el partido (7-20).

  

Desde ese momento, Serbia controló el partido sin problemas hasta alcanzar una máxima renta de 27 puntos y aprovechó para reservar a piezas clave como Nenad Krstic, que apenas disputó 7 minutos con vistas a compromisos mayores, como el duelo de este domingo contra Francia (15.30 horas) o el del próximo jueves contra España que cerrará la primera fase.