Seis niños de los campos de refugiados del Sáhara pasan "Vacaciones en paz" con sus familias de acogida en Ávila

Archivo

Estos niños pasarán cerca de dos meses con sus familias de acogida a través de un programa que supone un importante enriquecimiento tanto para los niños acogidos como para las familias acogedoras.

La Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades Alicia García ha organizado hoy en el complejo multiaventura ‘La Roca’ una jornada festiva, a modo de bienvenida y toma de contacto entre todos los participantes en el programa ‘Vacaciones en paz’, a todas las familias de Castilla y León que acogen niños saharauis durante los meses de verano. Para ello, y tras una recepción, se ha invitado a todos los asistentes a disfrutar en familia de las instalaciones de aventura en ‘La Roca’.

 

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Alicia García, ha señalado que la Junta de Castilla y León viene apoyando la llegada de niños saharauis en el periodo estival con familias de acogida castellanas y leonesas dentro del programa de ‘Vacaciones en paz’ como un modo más de apoyo a la infancia en el mundo, bajo los principios de solidaridad y corresponsabilidad en el reconocimiento y garantía universal de los derechos del niño.

 

Los 247 niños y niñas saharauis que este año participan en el programa llegaron en la primera semana de julio a Castilla y León para pasar cerca de dos meses junto a sus familias de acogida. Seis de estos niños están con familias de Ávila, 29 de Burgos, 35 de León, 33 de Palencia, 31 de Salamanca, 17 de Segovia, 17 de Soria, 28 de Valladolid y 51 de Zamora.

 

‘Vacaciones en paz’ es un proyecto solidario que va más allá de la acogida de estos niños y niñas, ya que es una experiencia enriquecedora, tanto para las familias de acogida como para los niños, dado que permite el intercambio de culturas y costumbres diferentes durante estos dos meses de  verano. Experimentarán vivencias muy diferentes a las de su país y disfrutarán de condiciones mejores que las que tienen en estos calurosos meses de verano en los campos de refugiados. Además, estos niños y niñas, todo ellos en periodo de crecimiento, se benefician de revisiones médicas y de una alimentación más equilibrada.

 

Alicia García se ha mostrado convencida de la importancia de que Castilla y León siga promoviendo programas como ‘Vacaciones en paz’ y otros como ‘Madrasa’, que permite a niños y niñas saharauis mayores de 12 años estudiar en Castilla y León conviviendo en un entorno familiar durante el curso escolar, o el programa específico para menores que necesitan de algún tipo de intervención o tratamiento médico temporal.

 

La consejera ha reconocido el esfuerzo de las asociaciones de Amigos del Pueblo Saharaui de Castilla y León, tanto por su participación en la organización de este programa como por el apoyo continuo que muestran con el pueblo saharaui. También ha felicitado a todas las familias de Castilla y León que en estas  fechas estivales acogen a niños y niñas procedentes de otros países por su solidaridad y generosidad al ofrecerles su hogar, recursos, cariño y tiempo y les ha deseado a familias y niños una feliz estancia en la Comunidad durante el verano.