Seis mociones en el pleno de la Diputación

La Diputación de Ávila ha celebrado un pleno en el que se han presentado seis mociones: dos de UPyD, una de IU y tres del PSOE. Además, el salón se encontraba lleno ya que representantes ganaderos y alcaldes de la zona de salud de Burgohondo acudieron al mismo para apoyar mociones que les afectaban directamente

Un pleno, largo de casi tres horas, en el que los representantes políticos hablaron de temas tan diversos como el lobo, la configuración territorial, la petición a la Junta de que pague sus cuentas a tiempo, la contratación de desempleados en los pueblos de la provincia, la gestión del Centro Infantas Elena y Cristina, y los recortes en la zona de salud de Burgohondo.

 

Las dos propuestas presentadas por UPyD fueron rechazadas: la primera referente al lobo y la segunda la petición de cambios en las instituciones.

 

Por su parte IU ha presentado una proposición abierta, aprobada por unanimidad, que pedía solicitar a la Junta de Castilla y León que los programas que tienen que ser financiadas por ambas instituciones sean pagadas cuanto antes. Para ello se presento una moción transaccional elaborada por los técnicos de la institución.

 

La primera de las mociones presentadas por el partido socialista pide que la Junta de Castilla y León amplíe la cuantía designada a los ayuntamientos de la provincia, al mismo tiempo se pide que el reparto de esas subvenciones se realice de forma más equitativa. También se realizó un cambio para hacer esa petición, pero ha tener en cuenta no para la subvención del presente año, sino para años sucesivos, ya que en esta sería imposible cambiar nada.

 

El PSOE presentó una moción para pedir una mejor gestión del Centro Elena y Cristina, que se considere el cese de la responsable del centro, que se elabore un plan de ahorro y se elaboren unas ordenanzas sobre su funcionamiento. Después de ser ampliamente debatido, los grupos políticos en la Diputación decidieron elaborar un borrador con las normas y se dieron un plazo de un mes para volver a debatir sobre el tema. Por tanto, se retiró la moción.

 

La última de las mociones del pleno, también del grupo socialista, pedía a la Junta que no llevará a cabo los recortes de plazas de médicos y enfermeros en la zona de salud de Burgohondo. Fue votada a favor por todos los grupos de la oposición y en contra por el PP. El portavoz del PP afirmó que Blanco mentía.

 

Ignacio Burgos afirmó que “en política no todo vale, y jugar con la salud de los pacientes no es de recibo. La Junta no ha eliminado ni retirado médicos ni enfermeros en la zona; se han hecho cambios por el número de habitantes, pero se hacen cada cierto tiempo”.

Noticias relacionadas