Seis detenidos por el intento de asesinato en el Polígono de los Villares

El subdelegado del Gobierno en Salamanca y el responsable de la Guardia Civil explican la operación.

El presunto autor ha sido detenido en Valladolid, después de un tiroteo con la Guardia Civil, y las otras cinco personas en Salamanca por "encubridores" de lo que pasó realmente el pasado 3 de diciembre

El joven de 30 años herido este jueves en un tiroteo en Valladolid, después de haber “encañonado” con una escopeta a agentes de la Guardia Civil que trataban de detenerlo, es el presunto autor del intento de asesinato de otro hombre de 33 años el pasado 3 de diciembre en el Polígono de los Villares en Salamanca.

 

Entonces, en Salamanca, el ahora detenido abrió fuego con un disparo “a menos de dos metros”, que terminó en el la parte alta de la médula espinal de Héctor García, quien todavía está en fase de recuperación y con secuelas graves.

 

Después de aquel suceso, la Guardia Civil abrió investigaciones, que terminaron este jueves, a las 5.00 horas, con el intento de detención de Raúl Jiménez, de 30 años, como presunto autor de los hechos en Salamanca. El detenido se encontraba durmiendo en una vivienda del camino Hornillos de Valladolid.

 

Entonces, cuando los agentes entraron en la vivienda, se encontraron con la oposición de R.J.R., quien tenía en su poder una escopeta y “encañonó” a los integrantes de la Guardia Civil “con decidida intención de abrir fuego", por lo que estos dispararon hiriéndole con tres proyectiles, al igual que a su compañera sentimental, L.S.S. de 33 años, quien resultó herida en una muñeca.

 

En el posterior registro del domicilio, además de la escopeta, cargada con dos cartuchos, se halló una pistola municionada junto con munición del calibre 38, y un arma simulada, que ya se encuentran en Salamanca.

 

ENCUBRIDORES

 

Según ha informado el teniente coronel de la Guardia Civil en Salamanca, Francisco Javier Jesús Torresana, la investigación abierta por el tiroteo del Polígono de los Villares ofreció desde los inicios pruebas que no se correspondían con las declaraciones efectuadas por el único testigo.

 

Así se comprobó que había más personas presentes en el lugar de los hechos y varios ciudadanos que podrían ser “encubridores” de lo que había ocurrido en el Polígono de los Villares de Salamanca.

 

Por esos motivos, a la misma hora, a las 5.00 horas de este jueves, se efectuó un registro en Salamanca, dando “resultado negativo”. No obstante, a lo largo de la mañana se efectuaron en Salamanca otras cinco detenciones.

 

Uno de los detenidos es P.H.H., salmantino de 37 años,  al que se ubica en el lugar de los hechos sin ser reconocido por el mismo en su primera declaración, es vigilante de seguridad de la empresa Provisa, según ha informado la Guardia Civil.

 

También está detenido  F.C.R., de 35 años de edad, empresario gerente del local de venta de coches del Polígono donde se efectuaron los disparos, como “encubridor” de los hechos. Igualmente, F.J.D.E., salmantino de 34 años de edad, socio del anterior considerado “encubridor de los hechos”.

 

Igualmente, D.S.B. de 34 años de edad, considerado “único testigo” en un principio y que habría dado  “una  versión falsa de los hechos en las primeras diligencias instruidas”.El último detenido es J.V.M.G., salmantino de 40 años, que se considera también “encubridor de los hechos”.

 

Se ha procedido, así mismo a la retirada de las armas de la empresa Provisa para proceder a su análisis balístico para determinar si alguna de las mismas pudiera haber sido el arma que efectuó el disparo el pasado 3 de diciembre.

 

En esta operación han participado Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Salamanca, Comandancia de Valladolid, Servicio de Criminalística de la Guardia Civil, Unidad Especial de Intervención de la Guardia Civil, y Comisarías de Cuerpo Nacional de Policía de Salamanca y Valladolid.

 

Noticias relacionadas