Según IU “los ajustes del PP están generando la pérdida de empleo”

Montserrat Barcenilla, portavoz de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Ávila, señala que “los recortes en el servicio de recogida de basuras, autobuses urbanos, el programa Kedada o la ayuda a domicilio están suponiendo la merma de puestos de trabajo”

Ávila sigue sumando parados y firmando “dramáticos récords” en lo que ha desempleo se refiere. Con 19.194 parados registrados en el mes de enero la provincia abulense sigue ahondando en la destrucción de empleo, una situación “a la que no están contribuyendo las actuaciones del equipo de gobierno del Partido Popular en el Ayuntamiento de Ávila donde, pese a las afirmaciones que ha querido mantener el alcalde de la ciudad, Miguel Ángel García Nieto, se está contribuyendo a la generación de más paro en la ciudad”.

 

Desde el grupo municipal de Izquierda Unida se asegura que “como advertimos en su momento, el Plan de Ajuste abordado por el Partido Popular, empujado por su nefasta gestión, ha llevado a recortes en servicios municipales en los que, diga lo que diga el alcalde de la ciudad, se han eliminado puestos de trabajo y se ha perdido calidad en el servicio”.

 

Se producen estas declaraciones tras los recortes aplicados en las últimas semanas en el servicio de recogida de basuras o los autobuses urbanos, donde “ha sido la iniciativa de los trabajadores, con un recorte laboral,  la que ha impedido el despido al que hubiera conducido el Partido Popular”. Una situación que se producía apenas unas semanas después de los recortes acometidos en el servicio de recogida de basuras “donde se van a perder los empleos derivados de la no reposición de las jubilaciones”, algo “que esta ciudad no se puede permitir”.

 

Todo ello en un momento en el que Izquierda Unida de Ávila denuncia los recortes de horarios en el programa Kedada, “lo que ha llevado a la supresión de un puesto de trabajo”, o en la ayuda a domicilio, “en el que nos han comunicado que en los últimos días tres trabajadoras se han acogido a la baja voluntaria ofrecida por la propia empresa”.

 

Es por ello por lo que Montserrat Barcenilla entiende que “el alcalde de Ávila se está desautorizando a sí mismo como un interlocutor válido para exigir que en esta ciudad otras administraciones generen empleo cuando la suya lo está destruyendo” pone sobre la mesa la portavoz de Izquierda Unida, que recuerda que “el Plan de Ajuste está conduciendo a la supresión de puestos de trabajo”.