Según el secretario de la Conferencia Episcopal “Los Papas pasan, la Iglesia está en manos del señor”

El Secretario de la Conferencia Episcopal, Juan Antonio Martínez-Camino, afirma que el conclave elegirá al mejor Papa, sin importar si color, lengua o religión. Afirma que el peso de los representantes españoles es muy fuerte, porque siempre hemos tenido una buena posición dentro de la Iglesia. Pero hacer cávalas sobre quién y cómo será el nuevo Papa es arriesgado, y casi nunca se acierta

El secretario general de la Conferencia Episcopal Española, Juan Antonio Martínez-Camino, afirma en Ávila que “todavía no he superado la sorpresa y me estoy haciendo a la idea de que ya contamos por poco tiempo con la guía, magisterio y presencia personal y paternal de Benedicto XVI, y hay que hacerse a la idea”.

 

Afirmó que aunque es una situación casi sin precedentes en la historia de la Iglesia, “nos pone de relieve de la grandeza de alma, de Benedicto, su libertad espiritual que procede de la fe, los Papas pasan y la Iglesia está en manos del señor”.  No hay Iglesia sin Papa y sin Obispo, pero ninguno es insustituible. Dios ha querido estar con nosotros a través de la Iglesia, de los sucesores de los apóstoles y esto es una lección magnifica, “la última gran lección de Benedicto XVI”.

 

Para Martínez-Camino es un proceso normal y natural, es una situación poco común pero perfectamente ordinaria y prevista en el derecho, siempre teniendo en cuenta que lo hace libremente y de modo formal. Por tanto, no es nada que rompa con las previsiones, está perfectamente prevista lo que pasa es que no estamos acostumbrados a ella.

 

Se está realizando así y hacer cávalas o predicciones sobre quién va a ser el nuevo Papa o cómo va a ser es arriesgado  “porque casi nunca se acierta, así que entonces vale más no hacerlas”. Aunque para el Secretario de la Conferencia Episcopal, seguro que será un gran Papa como han sido todos los anteriores, del siglo pasado y del XIX, personas de una gran talla humana y espiritual que han respondido al servicio y al ministerio, al oficio nada fácil para el que les ha llamado el señor. Para hacer presente la obra de Dios realmente en el mundo, sin elucubraciones, ideas o deseos, a través de los ministros de la Iglesia y de su obra, predicando la palabra de Dios.

 

En la Iglesia es católica, universal, todavía pesa mucho Europa y América española y del norte, pero la Iglesia está abierta a todos los colores, a todas las razas, a todas las lenguas; pero los cardenales van a la elegir al mejor y no tendrán en cuenta razones circunstanciales, porque sea de aquí o de allá, ni porque hable esta lengua o la otra, porque eso al final es circunstancial. Lo importante  es que sea el que ellos consideren el mejor, para eso deliberan, votan y tienen la presencia del Espíritu Santo, son cosas accidentales.

 

El peso de la Iglesia española es el que es, hay unos cardenales españoles que participarán en el conclave, creo que serán más o menos como la otra vez en número, adecuado a lo que significa la Iglesia Católica en España, en relación a Europa y el mundo, significa mucho cualitativamente. El Papa ya lo dijo en el año 2010 en Santiago de Compostela “el catolicismo español con figuras como Santa Teresa de Jesús, San Juan de la Cruz, San Ignacio de Loyola, San Juan de Ávila ha jugado un papel decisivo en la configuración del catolicismo en la Edad Moderna. Por tanto, es muy importante aunque el número de sacerdotes es más modesto”.