"Seguiremos con las protestas hasta que consideremos que nuestra seguridad y la de los ciudadanos está cubierta"

Los bomberos de Ávila continúan reivindicando mejoras en la plantilla durante una donación de sangre colectiva.

El Cuerpo de Bomberos de Ávila continúa con sus protestas por la falta de personal en la plantilla y este lunes también han portado las camisetas reivindicativas durante una donación de sangre colectiva que ha tenido lugar en la calle Jesús del Gran Poder, junto a la Plaza de Las Vacas.

 

Alejandro Morales, representante sindical de CSIF, Óscar Sánchez, representante de UGT, y César González, de CCOO, que forman parte de la mesa de negociación con el Ayuntamiento, indicaron que la pasada semana presentaron una propuesta al concejal delegado, Rubén Serrano, para que el número de efectivos en el parque sea siempre de un mínimo de siete bomberos "por nuestra seguridad y por la de los ciudadanos", dado que en la actualidad los turnos los componen 6, 5, en ocasiones 4 y "en situaciones extremas, hasta 3 efectivos".

 

Morales explicó que en la actualidad son 40 bomberos en plantilla, mientras que la Relación de Puestos de Trabajo establece que debería haber 53. "Se incorporan para febrero cinco nuevos efectivos pero se jubilan otros tres a mediados de año Seríamos 42 bomberos y seguiría existiendo un déficit de 11 bomberos".

 

"Los últimos años no ha habido apenas incorporaciones al servicio de extinción de incendios. Ha habido muchas jubilaciones y bajas y se ha venido cubriendo con la buena voluntad de los bomberos hasta que se ha llegado a un punto insostenible", añadió el representante de CSIF, quien apuntó que "seguimos unos protocolos en nuestras actuaciones que se están viendo mermados por la falta de personal. No es lo mismo acudir a una intervención en una vivienda con siete efectivos que acudir con cuatro. Se pone en riesgo nuestra integridad y la de las posibles víctimas que pueda haber".

 

Desde el Ayuntamiento se remiten a la oposición que el próximo 10 de noviembre se inicia para cubrir cinco plazas de bombero conductor e indican que tienen intención de convocar para el año que viene otras cinco plazas, pero "el punto de conflicto está en que nosotros reivindicamos que se lleve a cabo desde ya el cumplimiento de la dotación mínima de siete y ellos alegan que lleva su tiempo y que están haciendo todo lo que está en su mano, pero nosotros no estamos dispuestos a poner en juego nuestra seguridad y la de nuestros ciudadanos en tanto en cuanto no se cubran estas plazas".

 

Los representantes sindicales señalan que reivindican la falta de personal desde julio de 2015 y que llevan más de tres meses de reuniones contínuas con el consistorio, que aun no les ha contestado a la última propuesta. "Creemos que pueden hacer más de lo que están haciendo y continuaremos con las protestas hasta que consideremos que nuestra seguridad y la de los ciudadanos está cubierta".

Noticias relacionadas