Se conforman con penas de un año cuatro jóvenes que quemaron un pinar en Pollos (Valladolid) asando chorizos

El fuego afectó a una superficie de 17 hectáreas y cerca de 300 pinos, 150 de ellos centenarios


VALLADOLID, 4 (EUROPA PRESS)

Cuatro jóvenes, tres de ellos vecinos de Sieteiglesias de Trabancos y otro de la capital vallisoletana, se han conformado con penas de un año de prisión por un delito de incendio por imprudencia registrado el 16 de mayo de 2009 en el paraje 'Bayona', ubicado en el término de Pollos, que afectó a una superficie de 17 hectáreas y cerca de 300 pinos, 150 de ellos centenarios, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

Durante el juicio celebrado hoy en el Juzgado de lo Penal número 4 de Valladolid, los imputados, César G.R, Laura F.M, Estívaliz A.A. y Sandra M.V, han reconocido la autoría del incendio, originado de forma accidental a causa de un golpe repentino de viento cuando disfrutaban de una parrillada asando chorizos en el referido pinar, situado parte del mismo en el espacio natural de las Riberas de Castronuño.

Aunque las partes no discuten la autoría, lo que se ha traducido en un acuerdo que ha permitido rebajar las peticiones de pena a un año de cárcel para cada uno de los jóvenes, tres meses menos de la solicitud inicial en cada caso, y multas de 675 euros, la discusión, sin embargo, ha estado centrada exclusivamente en el conjunto de indemnizaciones solicitado para los acusados, que se elevan a más de 20.000 euros, y que los defensores han puesto en tela de juicio en lo concerniente a los daños esgrimidos por dos particulares, propietarios de sendas fincas.

Uno de los perjudicados, Miguel R.R, ha cifrado las pérdidas en unos 4.000 euros por la quema de cincuenta pinos piñoneros de unos treinta años de antigüedad, mientras que otro de los reclamantes, Francisco L.B, solicita más de 8.000 euros por la destrucción de ochenta ejemplares de más de ciento ocho años y de otros ciento cuarenta más jóvenes, si bien las defensas de los jóvenes han puesto en entredicho las peritaciones de las pérdidas, han minorado la cuantía a abonar por sus patrocinados y en algún caso se ha pedido que se reduzcan a cero euros al considerar que no han sido acreditadas.

Además, los defensores han recordado que el incendio, declarado de intensidad media, no provocó daños de gran magnitud y que la zona afectada, tal y como ha reconocido la Junta, tiene una capacidad de regeneración de entre el sesenta y el cien por cien.

En lo que ninguna de las partes parece discrepar es en las indemnizaciones interesadas por la Diputación de Valladolid y la Junta de Castilla y León por los servicios de extinción prestados ese día, cifrados en 1.081 y más de 9.000 euros, respectivamente, ni tampoco, aunque con algún matiz, respecto de los 445 euros que reclama Adif por los trabajos que tuvo que realizar una brigada para velar por que la vía férrea entre Medina del Campo y Zamora se encontrara abierta al tráfico de trenes.