Scooby denuncia que la Diputación ha autorizado una batida de galgos abandonados en Langa

La Asociación Scooby ha denunciado que la Diputación de Ávila autorizó el pasado miércoles, 9 de diciembre, un batida para matar a tiros a dos galgos abandonados en el municipio de Langa. Los canes bajan al pueblo por las noches con la única intención de buscar comida para sobrevivir.

La Asociación Scooby, especializada en galgos y que ha iniciado una campaña en las redes sociales, ha pedido autorización para poner jaulas trampas y poder capturar a los animales sin necesidad de matarlos a tiros.

 

En España, recuerda la asociación a través de un comunicado, más de 50.000 galgos son abandonados cada año desechados por sus dueños que buscan nuevos cachorros para reemplazarlos. Son perros maltratados que tienen mucho miedo a ser humanos por el trato recibido, por ese motivo muchos de ellos no se dejan coger pero son totalmente inofensivos.

 

Las asociaciones recogen cientos de galgos con jaulas trampa todos los años por no dejarse coger. En los albergues, una vez comprueban que no son tratados a golpes, se vuelven cariñosos, y una vez adoptados son unos perros excelentes para compañía.

 

Matilde Cubillo, presidenta de Justicia Animal, ha calificado de  "vergonzoso" que se autoricen este tipo de batidas, es una excusa para poder seguir pegando tiros para seguir cazando y es un método que utilizan muchos ayuntamientos para eliminar a los animales abandonados".

 

Cubillo recuerda que si cualquier persona le pega un tiro a un perro sería delito, según el art. 337 del Código Penal, con penas de entre seis meses y un año de cárcel, pero los cazadores sí pueden hacerlo con la autorización de las propias administraciones, "ese es el poder de gremio de la caza. Desgraciadamente, está práctica es habitual, las comunidades sutónomas no tienen ningún escrúpulo en dar esas autorizaciones y matar perros y gatos con la excusa de que son asilvestrados".