Schäuble garantiza la seguridad de los depósitos de la eurozona y subraya que Chipre es "un caso especial"

El ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble ha garantizado este sábado que los depósitos en los bancos de la eurozona están a salvo y que la situación de Chipre es "un caso especial" que en modo alguno servirá de plantilla para abordar problemas similares en otros países.


BERLÍN, 30 (Reuters/EP)



El ministro se distanció así de las declaraciones formuladas por el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, quien declaró el lunes de que la fórmula impuesta en Chipre para aplicar un gravamen sobre los depósitos bancarios podría aplicarse en próximas crisis.

"Chipre es, y seguirá siendo, un caso especial. Las cuentas de ahorro en Europa están a salvo", declaró el ministro al diario alemán 'Bild' en una entrevista en la que explicó que la medida se ha tomado porque los dos principales bancos de Chipre ya no son solventes y, por lo tanto, carecen del dinero necesario para garantizar los ahorros de sus clientes.

"Y por eso los otros países de la eurozona han tenido que intervenir. Los miembros del Eurogrupo hemos decidido que los acreedores asuman parte de los costes del rescate. En otras palabras: aquellos que ayudaron a crear esta crisis", declaró.

El ministro se mostró convencido de que Chipre será capaz de devolver completamente la ayuda, aunque su economía "tendrá que atravesar un largo y doloroso periodo de ajustes" que, una vez terminado, proporcionará una "sólida base económica que permitirá devolver el préstamo".

Finalmente, Schäuble manifestó que la gestión de la crisis de Chipre demuestra a su juicio que la moneda única europea se encuentra en su momento más fuerte desde 2010. "La turbulencia de Chipre no ha tenido impacto alguno en otros países del sur de Europa", declaró en alusión a Grecia, Italia, Portugal y España. "Los mercados financieros han visto que ahora estamos mejor preparados. Hemos conseguido cosas", opinó.

"Lo importante es que somos lo suficientemente fuertes como para mantener a todos a bordo del euro. Y creo que un día leeremos en los libros de historia que esta crisis consiguió que Europa se uniera aún más. Es una era muy afortunada para el continente", concluyó.