Óscar López presenta su dimisión por el 'caso Ponferrada' pero el partido no la acepta

El secretario de Organización ha reconocido que en todo momento le "cegó" la posibilidad de que Álvarez saliera de la política, por lo que ha insistido en que cometió un "error de apreciación".

El secretario de Organización del PSOE, Óscar López, ha reconocido este lunes que en la moción de censura en Ponferrada (León) cometió un "error de apreciación", pero que "lo más importante" es que el partido ha "pedido disculpas" y ha "rectificado". Así, ha insistido varias veces en que asume toda la responsabilidad de lo ocurrido, ya que ha asegurado que el secretario general socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, sólo conocía la "generalidad" y no los "pormenores" de este asunto.

  

De este modo lo ha explicado López en rueda de prensa en la sede de Ferraz, después de la reunión permanente de la Ejecutiva federal, en la que ha puesto su cargo a disposición del partido, si bien ha afirmado que ha recibido el apoyo de todos sus miembros.

  

El dirigente socialista ha explicado que conoció hace unas semanas la intención de los concejales del PSOE en Ponferrada de presentar una moción de censura con el objetivo de "dar un gobierno estable a la ciudad y desplazar" al entonces alcalde 'popular', Carlos López, sobre el que, según ha dicho, había "sombras de duda sobre su gestión".

  

López ha indicado que desde el principio puso una "condición inexcusable" para llevar a cabo la moción, y es que el concejal Ismael Álvarez "abandonara la política" al haber sido condenado por acoso sexual cuando fue alcalde del municipio.

 

"EL PSOE LO HA HECHO MAL"

 

El secretario de Organización ha reconocido que en todo momento le "cegó" la posibilidad de que Álvarez saliera de la política, por lo que ha insistido en que cometió un "error de apreciación" al dar el visto bueno a la votación de la moción de censura. "El PSOE ha hecho una mala operación, aunque algunos objetivos eran positivos. El PSOE lo ha hecho mal y lo importante es que ha habido un reconocimiento de un error y una rectificación", ha señalado.

  

Esta rectificación, ha añadido, se demuestra en que los concejales socialistas que votaron la moción de censura "ya están fuera" del partido, respondiendo así a la condición que les impuso el propio Rubalcaba el pasado sábado cuando instó al nuevo alcalde, Samuel Folgueral, a renunciar o abandonar el PSOE.

  

A la pregunta de si será posible que estos ediles vuelvan a ir en las listas del PSOE a las próximas elecciones municipales, como ocurrió en el caso de la moción de censura en Benidorm, López ha contestado que "no es intención" del partido que ocurra esto.

  

El número tres del PSOE ha dejado claro varias veces que el "error" en Ponferrada ha sido suyo, porque como secretario de Organización del partido tiene sus funciones y responsabilidades, y que Rubalcaba es quien lo ha "corregido de plano" tan pronto como fue "consciente" de los pormenores de la moción de censura.

 

LA DECISIÓN "ERA SUYA"

 

También ha revelado que tanto la vicesecretaria general, Elena Valenciano, como la secretaria de Igualdad, Purificación Causapié, no estaban de acuerdo con que el Grupo Socialista de Ponferrada sacara adelante la moción de censura con el voto de un concejal condenado por acoso sexual, pero ha vuelto a subrayar que en el partido él tiene una "responsabilidad" según su cargo y que la decisión al respecto le correspondía a él.

  

No obstante, ha asegurado que cuenta con el "apoyo" de Valenciano para seguir al frente de la Secretaría de Organización. Aunque la vicesecretaria general no ha estado presente en la reunión de la Comisión Permanente por "problemas de salud", López ha insistido en que se siente respaldado por ella.

  

Así pues, López ha reconocido que el asunto de Ponferrada no había sido abordado por la Ejecutiva federal y ha afirmado que esto en concreto es algo que la reunión de la Comisión Permanente se ha planteado modificar para que hechos como el ocurrido en el municipio leonés no se vuelvan a repetir.

  

"El partido ha tomado nota e introducirá cambios en el futuro para que no se vuelva a producir", ha insistido, ya que ha reconocido que hay decisiones que a veces se toman "a la carrera, con prisas" y que esto lleva a "errores" en algunas ocasiones.

 

RESPETA "TODAS LAS OPINIONES"

  

En relación a las voces críticas que han surgido en el PSOE sobre este asunto, como la del presidente de la Junta de Andalucía y del partido, José Antonio Griñán, y del secretario general del PSM, Tomás Gómez, López ha respondido que respeta "la opinión de todo el mundo", pero ha remarcado que el "error" se ha reconocido y se ha corregido.

  

Además, ha afirmado que no ha oído a nadie pedir su dimisión "con nombres y apellidos", tras lo cual ha vuelto a defender su actuación señalando que ha hecho "lo que entendía que correspondía" hacer al asumir su error y rectificar.

  

Es más, a la pregunta de si se siente desautorizado en su puesto por todo lo ocurrido, López ha recalcado que en este episodio se han cometido "errores en cadena" porque, según ha recordado, el partido funciona "de abajo a arriba" y, al ser preguntado por qué opinaba el secretario general de los socialistas castellano-leoneses, Julio Villarubia, se ha limitado a remitirse a "las hemerotecas", en referencia al apoyo del dirigente regional a la moción.

  

En todo caso, el secretario de Organización ha recalcado que el PSOE buscará "fórmulas" para mejorar "de cara al futuro" y que sea la Ejecutiva la que aborde asuntos como el ocurrido en Ponferrada, un municipio que, según ha alertado, está "machacado por las políticas de la derecha".

 

LECCIONES DEL "PP NO"

 

En este punto, López ha aprovechado para afirmar que en este caso no tolera "las críticas" que han lanzado desde el PP porque antes de la moción los 'populares' "han gobernado y pactado" con Ismael Álvarez. "Del PP, lecciones ninguna. No he visto a nadie pedir a María Dolores de Cospedal que dimitiera por pactar con Ismael Álvarez. Lecciones del PP en esto, no, por favor", ha remarcado.

  

Es más, considera que "si los responsables del PP piden dimisiones", por su parte tendría que renunciar incluso el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, porque tras las elecciones municipales de 2011 el PP pactó con Álvarez "bien agusto, sin ningún problema".

  

López ha sido preguntado en varias ocasiones por el liderazgo de Rubalcaba después del caso de Ponferrada, las diferencias con el PSC y el desafío de primarias por parte de los socialistas gallegos. En primer lugar, el secretario de Organización ha asegurado que "por supuesto" que Rubalcaba tiene el "apoyo" del partido.

  

En segundo lugar, ha señalado que no ve "ninguna conexión" entre estos tres asuntos. Sobre las discrepancias con el PSC, ha dicho que ambos partidos tienen un debate abierto porque "Cataluña y España también lo tienen", y sobre el PsdeG, ha indicado que la Ejecutiva le ha pedido que le envíe la propuesta de primarias para elegir al secretario xeral para analizarla.

Noticias relacionadas