Óscar López dejará la Secretaría del PSOE y su escaño de senador pero continuará como portavoz en las Cortes

No descarta volver a ser el candidato del PSOE a la Presidencia de la Junta
El recién elegido secretario de Organización del PSOE y secretario regional del PSCL, Óscar López, ha anunciado esta tarde que no se presentará a la reelección como máximo responsable del partido en Castilla y León en el Congreso que los socialistas celebrarán el 14 y 15 de abril.

Asimismo, López ha anunciado que dejará su escaño como senador socialista por la Comunidad pero mantendrá su responsabilidad como portavoz del Grupo Parlamentario Socialista en las Cortes de Castilla y León toda la Legislatura.

A pesar de que no optará a la reelección como secretario regional del PSOE, cargo al que accedió en septiembre de 2008, en sustitución de Ángel Villalba, Óscar López no descarta volver a ser el candidato del PSOE a la Presidencia de la Junta.

"No descarto ser candidato, pero tampoco digo que lo vaya a ser, es una decisión que tomaré cuando llegue el momento y que será colectiva", ha advertido, tras lo que ha situado como posibles fechas para la celebración de elecciones primarias septiembre u octubre de 2014.

En declaraciones recogidas por Europa Press, López ha subrayado que compatibilizar ambas secretarías resultaba "imposible" y ha insistido en que la fórmula escogida le permite "cumplir" con su palabra y con el "compromiso de los 440.000 votantes" que apoyaron su proyecto en mayo de 2011.

"Después de escuchar a los compañeros de partido y a los ciudadanos he tomado esta decisión en la que he tenido muy presente mi compromiso de trabajar por mi tierra; es decir, por el progreso y el cambio en Castilla y León", ha añadido.

"Compromiso"
Con ello, el todavía líder de los socialistas castellanoleoneses ha reiterado su "compromiso" con el PSOE y "con los ciudadanos de Castilla y León", por lo que ha considerado "evidente" la diferencia en su situación con respecto a la presidenta de Castilla-La Mancha y secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal.

Por lo que se refiere a su labor como jefe de la oposición en la Comunidad, López ha asegurado que continuará con el desarrollo de sus funciones parlamentarias, para lo cual renunciará "a la mayor brevedad posible" a su acta como senador de designación autonómica, ya que "resulta difícil asistir a las sesiones de ambos órganos" y "es mejor hacer bien dos tareas que cuatro a medias".

No obstante, ha evitado pronunciarse por su futuro relevo, tanto en la Cámara Alta como en el PSCL, si bien ha garantizado la "estabilidad" de su partido y ha elogiado la "calidad humana y política" de sus compañeros, los cuales "poseen un proyecto de largo recorrido" y "están destinados a ganar el futuro".

Así, ha resaltado el "incumplimiento de las amenazas del PP de Castilla y León" sobre su permanencia en la Comunidad, aunque ha reconocido que estas críticas, a su juicio, continuarán. "Nada nuevo bajo el sol", ha ironizado.

En cuanto al futuro del PSCL tras su marcha, ha insistido en "respetar los plazos" y, aunque no ha querido apostar por nadie, ha reconocido que como afiliado del PSOE de Segovia tendrá "que votar por alguien", para lo cual "habrá que esperar a ver quién se presenta".

Cariño recibido
El secretario de Organización del PSOE ha agradecido "el reconocimiento y el cariño recibido en estos días" y ha reconocido que "ha costado mucho" tomar esta decisión, la cual ha surgido fruto de un proceso "madurado" y "no estaba tomada ni el domingo, ni el lunes, ni el martes" posteriores al Congreso Federal de Sevilla.

Asimismo, ha asegurado que el secretario general de su partido, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha sido "respetuoso" con su decisión durante estos días y ha negado que como responsable de Organización vaya a influir en el proceso congresual del PSCL. "Quienes deciden son los militantes, yo lo fui porque obtuve el 96 por ciento de los votos", ha recordado.

Por último, Óscar López ha aseverado que el partido en Castilla y León "está bien" y "sale mejor de Sevilla, con mucha más fuerza".