SATSE pide a los enfermeros que se concentren los viernes a la puerta de los centros de trabajo

Por los nuevos recortes anunciados por el Gobierno regional. En Salamanca será mañana a las 11 horas en el Clínico

El Sindicato de Enfermería, SATSE, de Castilla y Leónv ha anunciado que "rechaza tajantemente los recortes anunciados ayer por la Consejería de Sanidad respecto a los profesionales sanitarios dependientes de la misma, pues supone una bajada del sueldo mensual de 25 euros de media y la pérdida de la paga de productividad anual que se venía cobrando en los meses de julio o agosto por la consecución de los objetivos propuestos por la Administración Sanitaria", como han asegurado en una nota de prensa.

"Esto supone una nueva pérdida de poder adquisitivo de los enfermeros del SACyL que ven como cada anuncio que se hace o desde el Gobierno central o del Autonómico conlleva una pérdida de sueldo", añaden.

"Esta noticia pilló de sorpresa a todas las organizaciones sindicales que están presentes en esta Mesa de Negociación, entre las que se encuentra SATSE, pues no se esperaban más recortes ahora y mucho menos que se aplicaran por parte de la Junta de Castilla y León, ni tampoco que de nuevo recayeran sobre los profesionales sanitarios. Por otra parte no solo el malestar y la indignación se producen por la pérdida de retribuciones sino que supone un engaño a todos los profesionales sanitarios pues la paga anual de productividad que ahora se va a anular dependía de la consecución de objetivos pactados cada año entre los profesionales y la Administración Sanitaria y en concreto los realizados en el año 2011, en los que las enfermeras han estado esforzándose para mejorar la calidad de la atención a los usuarios en Atención Primaria así como en la reducción de la lista de espera quirúrgica en Atención Especializada", han subrayado.

"Desde SATSE se pide a todos los enfermeros, matronas y fisioterapeutas, que apoyen todas las medidas de presión que se realicen durante las próximas semanas y que se secunde la huelga general de la enfermería de Castilla y León prevista para el próximo 26 de septiembre pues es la única forma de demostrar la indignación y el rechazo que produce al colectivo todos los recortes que se están llevando a cabo y que están repercutiendo en la calidad asistencial y también y de forma importante en las economías personales y familiares", finalizan.