SATSE denuncia que la Consejería de Hacienda se queda con el dinero del complemento de productividad variable de los sanitarios de Castilla y León

El Sindicato de Enfermería ha pedido al Consejo de Cuentas de Castilla y león que investigue dónde están los alrededor de 30 millones de euros que supone la partida para ese abono que fue incluida en los Presupuestos de la Comunidad de 2011

El Sindicato de Enfermería, SATSE, de Castilla y León denuncia que la Consejería de Hacienda de esta Comunidad "se queda con el presupuesto destinado al complemento de productividad variable de los empleados sanitarios correspondiente a 2011 y que debía haberse abonado en 2012", argumentando que no dispone de esos fondos y "obligando a que estos empleados tengan que reclamar individualmente dicho complemento si quieren percibirlo".

 

El Decreto Ley 2/2012 de 25 de octubre por el que la Junta adoptaba medidas urgentes en materia sanitaria establecía que el complemento de productividad variable (ligado al cumplimiento de objetivos de los Planes Anuales de Gestión y de los Programas Especiales, como la reducción de listas de espera quirúrgica) correspondiente al trabajo realizado en 2011 debía abonarse en 2012.

 

Sin embargo, extraoficialmente, la Administración autonómica ha comunicado que no se va a abonar ese complemento que debían haber recibido los profesionales sanitarios dependientes de la Gerencia Regional de Salud en 2012 porque la Consejería de Hacienda "no dispone de los fondos suficientes para pagárselo a estos empleados, pese a haber sido consignados en los Presupuestos de la Comunidad autónoma de 2011", aseguran desde SATSE. La cantidad económica para pagar ese complemento asciende a alrededor de 30 millones de euros.

 

SATSE considera que se ha "engañado" a los profesionales sanitarios porque la Consejería "ha usado ese dinero de empleados públicos para cuadrar sus cuentas, dejando de abonárselo a estos trabajadores, que se han comprometido a cumplir unos objetivos y la Administración al pago por ello. Sin embargo, esta Administración ahora no cumple ese pacto".

 

Según la denuncia de SATSE, la Consejería de Hacienda está incumpliendo la normativa que le obliga a ese abono de 2011, ya que "está regulado en tres órdenes que no se han derogado ni modificado", además de en el citado Decreto de octubre de 2012, por lo que SATSE también ha enviado un escrito al Consejo de Cuentas de Castilla y León poniendo en su conocimiento esta situación y para que éste órgano investigue dónde se encuentra ese dinero que "debía haber sido abonado a los empleados sanitarios".

 

Asimismo, SATSE denuncia que extraoficialmente la Administración autonómica afirme que aquellos empleados que quieran percibirlo lo reclamen individualmente, lo que supone una traba más que se les pone para poder disfrutar de un derecho que no ha sido eliminado por la normativa y que no es ni una gratificación ni un premio al trabajo sino una parte de su sueldo anual legalmente reconocido. De este modo, habrá profesionales que finalmente no lo reclamen porque suponga más el gasto judicial que implique, que el importe que tengan que percibir por el complemento.