Satse alienta a los enfermeros a continuar con las concentraciones a las puertas de su trabajo

Ha rechazado "tajantemente" los recortes respecto a los profesionales sanitarios dependientes de la Consejería de Sanidad
El sindicato de Enfermería Satse en de Castilla y León ha alentado a los enfermeros a continuar este viernes con las concentraciones a las puertas de los centros de trabajo a la que ha sumado una "sentada" el próximo 16 de agosto a las puertas de la Consejería de Presidencia para protestar por la suspensión de paga de productividad al personal del Sacyl y la bajada del sueldo que se va a producir en la nómina de septiembre.

El sindicato ha recalcado, en un comunicado recogido por Europa Press, que mantiene las exigencias a la Consejería de Sanidad y a la Junta de Castilla y León de que se retiren algunas de las medidas de recorte realizadas a los trabajadores sanitarios "para evitar que se vean afectados doblemente por la situación de crisis que se está viviendo".

Por otra parte, ha rechazado "tajantemente" los recortes respecto a los profesionales sanitarios dependientes de la Consejería de Sanidad y que se van a ver reflejados ya en la nómina del mes de septiembre "pues la suspensión de la paga de la productividad variable así como la disminución de un 45 por ciento del complemento que se percibía en la nómina de cada mes se va a aprobar en el Consejo de Gobierno que se va a celebrar el próximo día 16 de agosto con carácter urgente y extraordinario".

Por ello, Satse Castilla y León ha convocado una "sentada" en el momento de su aprobación "para protestar por el trato injusto y discriminatorio que están sufriendo los trabajadores sanitarios, y en concreto los enfermeros, en relación al resto de empleados públicos de la Junta de Castilla y León".

"No podemos olvidar que las condiciones laborales de la enfermería en Castilla y León ya estaban deterioradas por la presión asistencial derivada de la falta de sustitución y son más penosas que las de otros empleados públicos por la realización de turnos de mañana, tarde y noche, por el trabajo en festivos, por la realización de guardias de 24 horas seguidas o bien porque el desempeño de la actividad asistencial se tenga que llevar a cabo en una ambulancia o en la vía pública, algo que genera un importante riesgo y una alta peligrosidad", alertó el sindicato.

Por ello, Satse cree "intolerable" que muchas de las medidas de ajuste que están realizando tanto los gobiernos central y autonómico tengan que recaer en los profesionales sanitarios "sin tener en cuenta el desgaste profesional, laboral y personal que los mismos están sufriendo".

Es por ello que desde Satse se pide a todos los enfermeros, matronas y fisioterapeutas que apoyen todas las medidas de presión que se realicen durante las próximas semanas y que se secunde la huelga general de la enfermería de Castilla y León prevista para el próximo 26 de septiembre.