Sarrión exige la comparecencia del ejecutivo autonómico para dar cuenta de la pérdida de miles de pruebas radiológicas

El procurador de IUCyL-Equo convergencia por Castilla y León, José Sarrión, ha solicitado la comparecencia de Consejero de Sanidad en el Parlamento autonómico para informar sobre la pérdida de miles de pruebas radiológicas en el Complejo Asistencial de Ávila.

Según ha podido conocer este procurador, un fallo informático ha provocado la pérdida de pruebas de diagnóstico ecográficas y radiológicas en el Complejo Asistencial de Ávila, lo que va a provocar la repetición de las mismas.

 

Las causas apuntan a un material obsoleto, un sistema informático anticuado y la rescisión del contrato con la empresa encargada de mantener el sistema informático de almacenamiento y volcado. La pérdida de información se remonta a los meses de julio, agosto, septiembre y octubre de 2015, cuando se detectó un problema en el sistema informático en el mes de octubre, sin que la Gerencia de Salud de Castilla y León, ni el Complejo Asistencial de Ávila hayan explicado nada sobre el asunto, “provocando a su vez intranquilidad en los pacientes porque no recibían los resultados de sus pruebas”.

 

La falta de comunicación entre la Gerencia de Salud de Castilla y León y el Complejo Asistencial de Ávila a la hora de comunicar la rescisión del contrato con la empresa concesionaria encargada del mantenimiento del sistema informático, parece haber sido la causa principal por la que los médicos no pueden acceder a la información y los pacientes no pueden recibir los resultados de sus pruebas radiológicas, señala Sarrión.

 

“Cabe destacar la ya de por sí desproporcionada lista de espera con la que se cuenta en Castilla y León y en concreto en la provincia de Ávila, para ciertas intervenciones quirúrgicas que dependen directamente de estas pruebas diagnósticas, a lo que habrá que añadir la repetición de todas ellas que se estiman en miles de las ecografías, mamografías, ecografías y tomografías computerizadas, además de más de 3.000 resonancias. Lo más grave de todo esto en relación a los pacientes, además de la espera y el tiempo perdido, son los efectos nocivos para la salud que una repetición de las pruebas pueda tener, especialmente sobre los menores”.

 

Asimismo, el procurador de IUCyL-Equo, mediante pregunta escrita, solicita conocer las medidas que tomará el ejecutivo autonómico ante esta pérdida de pruebas, la exigencia de responsabilidades a la empresa concesionaria,  poner fin a la externalizarían de este servicio de diagnóstico y plazos para actualizar y modernizar el material radiológico.