Sanz dice que UPN está "dividido" y cree que "es momento de generosidad y de trabajar todos unidos"

El presidente del Gobierno de Navarra, Miguel Sanz.
Afirma que "hay que restañar muchas heridas, hay que cicatrizar algunas que son muy profundas y hay que cambiar ciertas estrategias"


PAMPLONA, 18 (EUROPA PRESS)

El expresidente del Gobierno de Navarra y de UPN Miguel Sanz ha afirmado que "evidentemente, los resultados y los porcentajes" del congreso de UPN "nos hacen pensar que el partido está dividido", por lo que ha señalado que "no nos podemos engañar a nosotros mismos", y ha defendido que "ahora es el momento de la generosidad y el momento de trabajar todos unidos".

Sanz, en declaraciones a los periodistas antes de la constitución del nuevo Comité Ejecutivo de UPN, ha afirmado que "las cifras y los porcentajes" de la votación del Congreso de la formación regionalista "ahí están". "Creo que al margen de lo que algunos pueden declarar, no nos podemos engañar a nosotros mismos y evidentemente los resultados y los porcentajes nos hacen pensar que el partido está dividido", ha señalado.

En cualquier caso, el expresidente de UPN ha incidido en que "ahora es el momento de trabajar todos unidos". "Yo que no estoy ahora metido en la política, ahí estaré, reclamando y reivindicando el legado y lo que ha sido una etapa que ha tenido muchas virtudes en muchos aspectos, aunque como toda etapa política, también ha podido tener errores y de hecho los ha tenido, pero no cabe duda de que Navarra ha sido referente en todos los parámetros desde el punto de vista económico y social", ha expuesto.

Tras el congreso, según Sanz, "hay que restañar muchas heridas, hay que cicatrizar algunas de ellas que son muy profundas y hay que cambiar ciertas estrategias, porque indudablemente, el 50 por ciento del partido así lo ha demandado, aunque indudablemente hayan quedado por perdedores por 76 votos que, en definitiva, son 39". "Hubiese bastado que 39 hubiesen cambiado de una candidatura a otra", ha precisado.

Finalmente, Sanz, que ha destacado que el resultado del congreso "es muy ajustado", ha destacado que "como toda campaña electoral, deja muchas heridas y sobre todo en personas que se han visto afectadas con algunos pronunciamientos y algunos excesos dialécticos, como por ejemplo, es mi caso, que no se solventan única y exclusivamente pidiendo perdón". "Se solventan rectificando o haciendo rectificar en los medios donde se han dicho algunas cosas profundas", ha concluido.