Sanz afirma que en el problema de los desahucios, el Gobierno “ha cogido el toro por los cuernos”

Intervención de Antolín Sanz

El presidente del PP de Ávila ha asegurado que el Gobierno puso inmediatamente en marcha medidas eficaces para resolver un drama que se originó en 2008

El presidente del PP de Ávila y secretario general del Grupo Parlamentario Popular en el Senado, Antolín Sanz, ha intervenido hoy en el turno en contra de una moción que instaba al Gobierno a la adopción de determinadas medidas ante el elevado número de desahucios que se están ejecutando en España “desde la autoridad moral que le da –dijo- el representar a un Gobierno que ya está dando soluciones concretas a problemas reales, que van más allá de las propuestas que el Grupo de la Entesa presenta en esta moción”.

 

Sanz, que se refirió a los desahucios como “un drama social que afecta a cientos de familias españolas y que representa la cara más trágica y dramática de la crisis económica porque afecta a las familias más débiles”, afirmó que es deber del Gobierno el afrontarlo, debatirlo y aportar soluciones eficaces, equitativas y de aplicación inmediata.

 

El senador popular apostó por resolver este problema de forma práctica, sin hacer diagnósticos equivocados ni buscando culpables, sino actuando como lo está haciendo el Gobierno que “ha cogido el toro por los cuernos”. “Por eso –explicó- se han impulsado numerosas medidas que tratan de corregir la situación y ustedes, ahora, nos piden que instemos al Gobierno a hacer cosas que ya se están haciendo y que incluso se han llevado más lejos de lo que ustedes proponen. Les recomiendo que se lean bien las normas aprobadas y los Proyectos de Ley en tramitación”.

 

El presidente del PP de Ávila se remitió al RD 6/2012 de 9 de marzo que permitió y facilitó una reestructuración viable de la deuda a través de la

aplicación de préstamos hipotecarios de un periodo de carencia en la amortización de capital y una reducción del tipo de interés durante 4 años, además de la ampliación del plazo total de la amortización. Y, si esto no fuera suficiente –añadió- el RD permite que las entidades ofrezcan a los deudores una quita sobre el total de la deuda.

 

Al referirse a aquellas medidas que ya han sido adoptadas, el senador popular dijo que, dentro de la moratoria de dos años que se concede a los desahucios hipotecarios, los colectivos de afectados que se pueden acoger son las familias numerosas; la unidad familiar monoparental con dos hijos a cargo; la unidad familiar de la que forme parte un menor de tres años; la unidad familiar en la que alguno de sus miembros tenga declarada discapacidad superior al 33%, situación de dependencia o enfermedad que le incapacite de forma temporal o permanente; la unidad familiar en la que el deudor hipotecario se encuentre en situación de desempleo y haya agotado las prestaciones sociales; aquella en la convivan en la misma vivienda una o más personas que estén unidas con el titular de la hipoteca o su cónyuge por vínculo de parentesco hasta el tercer grado de consanguinidad o afinidad; y, las víctimas de violencia de género.

 

Asimismo, Sanz, recordó el Código de Buenas Prácticas que permite a quien tenga una hipoteca proponer a su banco la dación en pago y obliga a que el banco lo acepte y, además, a aceptar que se queden en el domicilio al menos durante 2 años pagando una renta asumible.

 

“El Gobierno es consciente –aseguró el senador abulense- de que hay un grave problema y por eso ha tomado medidas excepcionales, con voluntad política pero sin olvidar la seguridad jurídica, para tratar de solucionar un drama que se inició en 2008. Y en 2012 se publicaron dos Reales Decretos dirigidos a la suspensión inmediata de los desahucios hipotecarios de las familias más vulnerables: las que están en paro y han agotados todas las prestaciones, las víctimas de violencia de género, las que tienen discapacitados a su cargo”, recordó Sanz

 

Antolín Sanz finalizó su intervención refiriéndose al propósito del Gobierno, que es que nadie quede desasistido y, “por eso –dijo- se va a crear un Fondo Social de viviendas para personas con desahucios y estamos abiertos al diálogo y a cualquier aportación que supere las medidas que ya se están llevando a cabo, porque nosotros también creemos que la vivienda es un derecho vital, tal y como está recogido en nuestra Constitución”.