Santa Cecilia en la Escuela Municipal de Música de Ávila

Celebración de Santa Cecilia
El pasado jueves 22 de noviembre era el día de Santa Cecilia, patrona de la Música, y el Profesorado de la Escuela Municipal de Música quiso celebrarlo ofreciendo pequeños conciertos, en colaboración con nuestros alumnos, que se sucedieron en el centro a lo largo del día

La Escuela de Música quería acercar y compartir la música con todos aquellos que vinieron a celebrarlo con ellos.

Pero, ¿qué hay de cierto y de enigmático en la historia de Santa Cecilia?

Nos referimos a ella como “Patrona de la Música” desde finales del s. XV, a pesar de haber sido muy poco agasajada por los compositores pero siempre retratada por los pintores. Y, curiosamente, en esta postmodernidad de colores laicos e individualistas, es reivindicada de forma global, felicitada y celebrada con música en el día de su fiesta. Curioso, ¿verdad?

¿Es Santa Cecilia, o la música pintada?

Santa Cecilia es la patrona de la música gracias a un feliz error de lectura. Como algunos saben y todo el mundo acepta desde el siglo XV, se refiere a que el texto latino según el cual Cecilia cantaba en su corazón mientras escuchaba música celestial el día en que se celebraba su matrimonio de conveniencia se interpretó libremente para concluir que Cecilia cantaba y tocaba el órgano en aquel singular momento. Esos cantos y música (o ese cantar mientras tañía el órgano, como se tradujo) más sus datos biográficos dieron lugar a un icono ideal de la santa: joven, romana, de familia rica, cultivada musicalmente y una mujer valiente.

Con estos atributos, Cecilia cautivó como modelo simbólico a muchos pintores que la retrataron tanto en la época medieval y primer renacimiento como, en la época moderna, hacia finales del siglo XIX.

Es curioso ver los numerosos cuadros en los que aparece tocando el órgano, el arpa, el laúd y hasta el violín, y sin embargo, la escasa música dedicada a Santa Cecilia (unas obras de Purcell, una misa de Gounod, y algunas obras de encargo, pero apenas conocidas).

En contraste, la algarabía actual: miles de músicos tocamos y celebramos cada 22 de noviembre el enigma de la verdadera joven romana conocida como Santa Cecilia, un icono musical elegido por los pintores y aceptado por la iglesia, en honor de la cuál nos acordamos de manera especial de la música.