Sanidad pone en marcha el visado electrónico de recetas con el fin de reducir el tiempo de acceso a tratamientos

Iniciado el pilotaje en dos centros de salud y se espera extenderlo a toda la región el próximo verano.

VALLADOLID, 6 Ene. (EUROPA PRESS)

 

   La Gerencia Regional de Salud de Castilla y León ha puesto en marcha un nuevo programa para el visado electrónico de recetas (VERE), que contribuirá a mejorar la accesibilidad de los pacientes a sus tratamientos cuando estos requieran la autorización previa de la Inspección Médica.

 

   Según han informado fuentes de la Consejería de Sanidad en un comunicado recogido por Europa Press, el Programa VERE se ha puesto en marcha para su pilotaje en los centros de salud de El Bierzo y en el Centro de Salud y Especialidades de Arturo Eyries, en Valladolid, con el objetivo de su extensión a toda la región antes del próximo verano.

 

   El visado es el acto a través del cual la Inspección de Servicios Sanitarios de Sacyl autoriza, con carácter excepcional, previo a su dispensación y para un paciente concreto, la utilización de unos determinados medicamentos o productos sanitarios que requieren un seguimiento y control sanitario especial, ya sea por motivos de seguridad, condiciones especiales de uso o financiación selectiva.

 

   Actualmente, cuando un médico prescribe por primera vez un producto farmacéutico que requiere visado --3.182 en total, incluidos medicamentos, productos sanitarios y dietoterápicos--, el paciente tiene dos opciones, bien puede acudir con la receta y el informe a la Inspección Médica correspondiente o bien tramitarlo directamente en su centro de salud.

 

   En el primer caso, una vez autorizado el tratamiento se le entrega la receta visada para que pueda acudir a la farmacia a adquirir el producto e iniciar el tratamiento. En las siguientes ocasiones sólo es necesario ir con la receta, hasta que se precise un nuevo informe del facultativo.

 

   En el caso de que el paciente quiera tramitar este primer visado a través de su centro de salud o por correo ordinario, la primera receta debe ir acompañada del informe, mientras que en las siguientes no es preciso. Según la forma de realizarlo, esta tramitación puede implicar una cierta demora --entre 3 y 7 dias-- en el tiempo que tarda la receta en ser recogida por el paciente.

 

   A partir de ahora, Sacyl agilizará toda esta tramitación hasta 24 horas en el caso de la primera receta y evitará que el paciente tenga que acudir personalmente o enviar la receta al Área de Inspección, pudiendo realizarse la gestión desde cualquier centro sanitario de la Gerencia Regional de Salud, gracias a la interconexión del nuevo sistema de Visado electrónico con el Sistema Medora de prescripción.

 

   Así, en la primera prescripción informatizada de un producto sometido a visado, el Sistema Medora conecta con la Inspección Sanitaria e informa electrónicamente de la petición de visado. A continuación, el médico entrega el correspondiente informe al paciente e imprime la receta. Con dicho informe y la receta el paciente acude a la unidad de admisión de su centro para que remitan el informe a la Inspección, y deja la receta para recogerla al día siguiente.

 

   Las ventajas se reflejan también en las prescripciones de continuación de tratamiento, ya que hasta que se requiera nuevo informe médico la receta se emitirá directamente en la consulta con los datos de visado impresos en ella, por lo que el paciente podrá acudir directamente a la farmacia sin tener que realizar ningún trámite adicional, como actualmente.