Sanidad mantendrĂĄ la frecuencia y la intensidad asistencial en las zonas rurales de Castilla y LeĂłn

El consejero de Sanidad, Antonio MarĂ­a SĂĄez, ha explicado cĂłmo se desarrollarĂĄ el Plan de ordenaciĂłn de AtenciĂłn Primaria

El consejero de Sanidad, Antonio MarĂ­a SĂĄez, ha informado hoy sobre los detalles del Plan de ordenaciĂłn de la AtenciĂłn Primaria en Castilla y LeĂłn, basado en criterios de racionalizaciĂłn y mejora, y cuyo objetivo es equilibrar las cargas asistenciales entre las ĂĄreas urbanas y las del ĂĄmbito rural.

SĂĄez ha garantizado el mantenimiento de la calidad de la asistencia sanitaria en el ĂĄmbito rural y asĂ­ se lo ha transmitido durante una reuniĂłn a los representantes de las organizaciones agrarias de la Comunidad -ASAJA, UCCL, UPA y COAG- y de los Grupos de AcciĂłn Local integrados en Princal y Huebra. En este sentido, el consejero ha destacado que queda plenamente garantizada la atenciĂłn sanitaria que se presta en consultorios locales, centros de salud y domicilios, con la misma intensidad, frecuencia y calidad que hasta ahora.

Por ello, ha recordado numerosos datos y ejemplos que ponen de manifiesto el esfuerzo realizado desde hace aĂąos para garantizar la accesibilidad a la atenciĂłn sanitaria en el medio rural y disponer de una dotaciĂłn de recursos sensiblemente superior a la de las ciudades. AsĂ­, mientras que el 49,4 % de la poblaciĂłn de la Comunidad vive en municipios con menos de 20.000 habitantes, el 73 % de los centros de salud se ubican en el ĂĄmbito rural. AdemĂĄs, en Castilla y LeĂłn se facilita la AtenciĂłn Primaria en 243 centros de salud, pero tambiĂŠn en 3.652 consultorios locales de pequeĂąos municipios con la presencia de mĂŠdicos y enfermeros. De hecho, el 35,5 % de los consultorios existentes en EspaĂąa se ubican en Castilla y LeĂłn.

SĂĄez ha seĂąalado que en los nĂşcleos de poblaciĂłn con mĂĄs de 50 habitantes existe la obligaciĂłn de prestar asistencia sanitaria con periodicidad variable en funciĂłn de su tamaĂąo. MĂĄs allĂĄ de esta obligaciĂłn, existen 1.337 consultorios locales en nĂşcleos con menos de 50 habitantes. Es muy significativo que la Comunidad cuente con 196 consultorios locales en nĂşcleos con menos de nueve habitantes.

El consejero ha puesto de relieve que el 68 % de los mĂŠdicos de AtenciĂłn Primaria trabajan en centros de salud rurales y en sus consultorios, mientras que el 32 % lo hacen en zonas de salud urbanas. Asimismo, el 76,7 % de los puntos de guardia de AtenciĂłn Primaria se ubican en zonas rurales y el 23,2 % en centros de salud urbanos. Esta dedicaciĂłn al medio rural queda patente en el Plan de infraestructuras sanitarias 2002-2010, en el que se invirtieron 349,5 millones de euros en AtenciĂłn Primaria, el 63,7 % de ellos en el ĂĄmbito rural.

Los datos destacados por el consejero de Sanidad revelan que, con las decisiones tomadas en los Ăşltimos aĂąos, la asistencia sanitaria en el ĂĄmbito rural ha sido una clara prioridad para la Junta de Castilla y LeĂłn.

En tĂŠrminos comparativos, SĂĄez ha recordado que Castilla y LeĂłn se encuentra en primera posiciĂłn nacional, tanto en las ratios de tarjetas asignadas a los mĂŠdicos de familia -2.386 mĂŠdicos con una media de 927 tarjetas asignadas- como a los profesionales de enfermerĂ­a -2.116 con ratio de 1.153 tarjetas-, mientras que las ratios medias de EspaĂąa son de 1.385 tarjetas en el caso de los mĂŠdicos y 1.577 para los enfermeros.

Sin embargo, las grandes diferencias que existen en determinados casos entre los cupos de los profesionales urbanos y los que trabajan en el ĂĄmbito rural en la Comunidad deben ajustarse a la realidad poblacional de Castilla y LeĂłn. Hasta ahora, mientras en las zonas urbanas las ratios eran de 1.549 tarjetas sanitarias por mĂŠdico, en el ĂĄmbito rural se quedaba en 680; con la restructuraciĂłn, el cupo de pacientes en los nĂşcleos urbanos serĂĄ de 1.432 pacientes y el de los mĂŠdicos rurales de 780.

Por ello, el consejero ha insistido en que no se debe mantener una distribuciĂłn y planificaciĂłn de los recursos diseĂąada hace tres dĂŠcadas y ha recordado la obligaciĂłn de atender en igualdad de condiciones a todos los ciudadanos, a quienes viven en el mundo rural y a quienes residen en las ciudades. Los cambios poblacionales de las Ăşltimas dĂŠcadas explican la necesidad de este proceso de reordenaciĂłn, y la gran dotaciĂłn de recursos en el medio rural permite afirmar que en Castilla y LeĂłn va a mantenerse el mismo nivel de atenciĂłn en centros de salud y consultorios y con la misma periodicidad e intensidad.

Cupos Ăłptimos
Por ello, 81 mĂŠdicos y 46 enfermeros cambiarĂĄn de destino, despuĂŠs de que la ConsejerĂ­a de Sanidad haya realizado minuciosos estudios sobre diferentes variables: el tamaĂąo y la distribuciĂłn por edades en cada zona de salud, las caracterĂ­sticas del lugar donde se encuentra cada demarcaciĂłn, el nĂşmero de consultorios en cada zona rural, los necesarios tiempos de desplazamiento de los profesionales y la frecuentaciĂłn media de pacientes de los Ăşltimos aĂąos. A travĂŠs de estas variables, se han definido los cupos Ăłptimos para cada una de las 249 zonas bĂĄsicas de salud de la Comunidad. Esta redistribuciĂłn se hace, pues, con el objetivo de acercarse a los cupos Ăłptimos de tarjetas sanitarias.