Sanidad levanta la inmovilización de dos lotes 'Chiroflu', la vacuna contra la gripe de Novartis

No obstante, la AEMPS advierte de que estos lotes no podrán ser dispensados en farmacias y solo se podrán utilizar bajo la tutela de las autoridades sanitarias de las comunidades autónomas.
MADRID/VALLADOLID, 21 Nov. (EUROPA PRESS)

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), dependiente del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ha levantado la inmovilización de dos lotes de 'Chiroflu', la vacuna contra la gripe de la farmacéutica Novartis, que se habían decretado de forma preventiva a finales de octubre tras haberse detectado la presencia de partículas blancas en su composición.   

Se trata de los lotes 126021 y 127102 de 'Chiroflu' suspensión inyectable en jeringa precargada. El pasado jueves, las autoridades españolas ya habían permitido la utilización del lote 128702C de 'Chiromas'.   

Sin embargo, este levantamiento no afecta a Castilla y León, que no disponía de 'Chiroflu', aunque es probable que se en las próximas "horas o días" se levanten más lotes, según ha señalado este martes el consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, quien ha cifrado en 150.000 las vacunas necesarias para que la Comunidad complete la campaña de vacunación como estaba previsto.   

No obstante, la AEMPS advierte de que estos lotes no podrán ser dispensados en farmacias y solo se podrán utilizar bajo la tutela de las autoridades sanitarias de las comunidades autónomas.  
La AEMPS decidió el 25 de octubre inmovilizar de forma preventiva dos vacunas contra la gripe de la farmacéutica Novartis, 'Chiromas' y 'Chiroflu', tras haberse detectado la presencia de partículas blancas en su composición. Concretamente se trataba de material particulado blanco flotando que se detectaba visualmente en ejemplares de jeringa precargada de lotes de la vacuna 'Chiroflu', que sigue el mismo proceso de producción que 'Chiromas' a excepción de un último paso en el que se le incorpora el adyuvante MF-59.   

Las últimas investigaciones aportadas por la compañía determinaron que las partículas detectadas están compuestas por las mismas proteínas que componen la propia vacuna y que no se deben a material foráneo.   

Esto propició que hace dos semanas las autoridades italianas, que dieran la voz de alarma el pasado 25 de octubre, decidieran levantar la prohibición de comercialización de las cuatro vacunas que tiene Novartis autorizadas en Italia.   

En España, y teniendo en cuenta que los datos de farmacovigilancia después de que se hubieran comercializado un total de 1,8 millones de dosis en todo el mundo no hayan indicado ningún incremento en la incidencia de reacciones adversas, la AEMPS ha optado de momento por un levantamiento parcial de los citados lotes.