Sanidad contrata a más de la mitad de los MIR en la región

La Gerencia Regional de Salud ha contratado al 55,3 por ciento de los médicos internos residentes (MIR) que acaba de terminar su formación en alguno de los centros asistenciales de Castilla y León. En concreto, Sacyl ha formalizado un acuerdo laboral con 161 MIR, que suman 551 con los que se formalizaron desde el año 2007, con una media en el grado de contratación del 57 por ciento sobre el total de los que terminaron sus estudios.
ICAL

De este modo, y pese a que “aún siguen existiendo problemas puntuales” en algunas especialidades, como es el caso de Pediatría en el nivel asistencial de Atención Primaria, la Consejería entiende que la situación ha mejorado con respecto a la de hace dos años, cuando hubo dificultades en determinadas especializadas en los hospitales de Aranda de Duero y Miranda de Ebro, en Burgos, y en el Complejo Asistencial de Ávila, según explicó la directora general de Recursos Humanos de Sacyl, Esperanza Váquez.

Su objetivo es seguir en esta línea de apostar “por la cultura de los contratos, pese al contexto de crisis”, para evitar el déficit de profesionales a corto, medio y largo plazo, para lo que también trabaja en la ampliación de la oferta MIR, que este último año logró cubrir al cien por cien por primera vez desde las transferencias. Así, se adjudicaron las 469 plazas previstas –pese a ser 22 más que en el ejercicio anterior–, de las que 296 se correspondieron con hospitales; 144, con centros de salud, y 29, con enfermería.

Por lo que respecta a los 161 contratos MIR que se acaban de formalizar, 13 se corresponden con la provincia de Ávila; 29, con la de Burgos; otros 31, con la de León, junto a siete, con la de Palencia; 17, con Salamanca; ocho, con Segovia; seis, con Soria; 39, con Valladolid, y nueve con Zamora. Los dos restantes se incluyen en otra categoría.

Nuevas plazas
En la línea de continuar ampliando la oferta MIR, la Consejería ha solicitado al Ministerio de Sanidad la acreditación de 39 plazas nuevas para el período 2010-2011, de las que 15 se corresponden con unidades multiprofesionales, que incluyen a facultativos y enfermeros, con el objetivo de que la formación conjunta sirva para aumentar la calidad de la práctica clínica. La previsión es que en septiembre el Ministerio dé su veredicto, que la Consejería de Sanidad confía en que sea favorable y rompa con la línea iniciada por el departamento del Gobierno central de restringir la oferta. El año pasado, el Ministerio de Sanidad acreditó a la Comunidad 31 plazas y hace dos, 21.
“Castilla y León ha luchado mucho para que no exista una restricción de la oferta, teniendo en cuenta el estudio de necesidades que elaboró la Consejería de Sanidad que, entre otras cuestiones, arrojó que era necesario fortalecer la oferta MIR, a tenor de las posibles jubilaciones en el plazo de cuatro o cinco años. Nos propusimos entonces incidir en el desarrollo de la formación MIR y seguimos en este empeño, porque creemos que aún no se ha solventando el problema del déficit de profesionales”, añadió Vázquez.

De las 39 plazas que se han pedido, 15 se corresponden con unidades docentes, dos de ellas nuevas: una Multiprofesional de Salud Mental, con siete plazas, y otra Multiprofesional de Obstetricia y Ginecología, con tres. Asimismo, se ha requerido al Ministerio de Sanidad la ampliación de la Unidad de Salud Laboral, con cinco plazas más.

Las 24 restantes se distribuyen en una de Medicina Interna para el Complejo Asistencial de Ávila; ocho para el de Burgos (una de Cardiología, otra de Cirugía Plástica, una más de Cirugía Pediátrica, junto a dos de Medicina Interna, una de Neurología, y otra más de Otorrinolaringología); una plaza de Nefrología, otra de Psicología Clínica y otra de Psiquiatría para el de León; mientras que para el de Palencia se ha solicitado una de Obstetricia y Ginecología, otra de Oftalmología, otra de Radiodiagnóstico y una cuarta de Otorrinolaringología; y para el de Salamanca, una de Reumatología.