Sandra Ibarra: “Hay vida durante la adversidad”

La molelo Sandrá Ibarra, presentó en la tarde de ayer en el Episcopio su libro “Las cuentas de la Felicidad: hay vida durante el cáncer”, la narración de su experiencia vital tras haber superado dos cánceres, en la que “no pretende dar consejos”, sin contar aquello que a ella la ha servido para superar esta dura enfermedad. Actualmente con su Fundación trabaja en proyectos de investigación, campañas de prevención o psicología para los enfermos. 11 programas de lucha contra el cáncer con la ilusión puesta en escuchar un día que “esta enfermedad tiene cura”

Sandra Ibarra es una del millón y medio de supervivientes al cáncer que hay hoy en día en España. Una enfermedad con más de 200 tipologías diferentes, y por la que Sandra lucha para que se entienda que ésta “es globa, que los políticos la deberían llevar en su agenta e incluirla dentro de los objetivos del milenio”

 

Para Sandra este libro “es un regalo, una experiencia vital en la que yo he hecho una serie de cosas que me han servido, y como a mí me han servido yo la regalo por si le sirve a alguien. No pretendo decir lo que hay que hacer cuando se vive un cáncer, no hay un protocolo de reacción ante esta enfermedad, en ella hay una parte muy personal”. Totalmente autobiográfico, Sandra se animó a escribirlo a petición del público, “ellos me animaron a contar mi historia”.

 

El objetivo de este libro para su autora es muy claro, “transmitir que hay vida durante el cáncer”. En él recomienda a las personas ser protagonistas de su vida durante el cáncer o cualquier adversidad. “Siempre que nos ocurre algo en la vida hay alguien que te dice no te preocupes es un paréntesis, pero siempre digo que los paréntesis también son la vida. Siempre estamos esperando a que llegue el viernes, a que llegue el verano, a que llegue algo, y lo que no nos gusta parece que no queremos que forme parte de nuestra vida, pero no es así, tenemos que vivir el durante, tanto de lo bueno como de lo malo, si no es tiempo de vida que estamos perdiendo y nadie tiene la certidumbre de cual va a ser su destino. Hay vida durante la adversidad”, manifestaba.

 

Sandrá dice estar viviendo “un momento precioso”. “Tengo salud y lo demás lo pongo yo. "Es algo maravilloso levantarte por la mañana y que no te duela nada, incluso es algo raro pero fantástico. Estoy muy recuperada de todo, hay hay personas que no salen de un cáncer y yo he salido de dos. Tengo mucha fuerza, mucha energía y muchas ganas de vivir”, comentaba

 

En estos momentos su principal proyecto es la Fundación Sandra Ibarra y su máximo deseo “escuchar algún día las palabras mágicas de que el cáncer se puede curar”. Quiere seguir trabajando para sumar esfuerzos y “conseguir que los políticos lo lleven en su agenda y esta enfermedad forme parte de los objetivos del milenio”. “Una de cada tres personas va a tener cáncer, es un problema global no una enfermedad que tenemos unos pocos”.

 

A Sandra le diagnosticaron cáncer hacer ya 18 años, y en ese momento fue la primera persona pública que dio la cara y se enfrentó a esta enfermedad. Conocida modelo, se presentó en público y dijo: “me llamo Sandra Ibarra, soy de Medina del Campo y me voy a curar del cáncer en la Seguridad Social”. Tras superar ese primer envite que le dio la vida, Sandra padeció un segundo cáncer del que en la actualidad también esta curada. Desde el momento en el que le diagnosticaron la enfermedad ha estado vinculada con todas las organizaciones españolas de lucha contra el cáncer, pero fue hace cinco años cuando decidió que tenía que colaborar de otra forma, aportar más, y lo hizo creando la Fundación Sandra Ibarra de Solidaridad Frente al Cáncer, “una forma más directa que me permite hacer campañas de prevención, firmar convenios con otras organizaciones, sumarme al Ministerio de Sanidad, a la OMS, poder investigar y seguir luchando para conseguir una cura definitiva a esta enfermedad”.

 

En su Fundación llevan a cabo 11 programas vinculados directamente a las necesidades de los enfermos de cáncer como prevención, investigación, nutrición, psicología y programas específicos para niños.