Sancionan con cuatro días de empleo y sueldo a una conductora de autobús por desviarse para ir a orinar

Autobús urbano

Una conductora de la Empresa Municipal de Transportes de Fuenlabrada (EMTF) ha sido expedientada y sancionada con la suspensión de cuatro días de empleo y sueldo por desviarse de la ruta para ir a las cocheras de la empresa y poder orinar.

La conductora fue sancionada por contravenir la orden el pasado 11 de diciembre, cuando a las 7:35 de la mañana, iniciaba su turno en la Línea 1. A esa hora, tal y como reza el texto de la sanción al que han tenido acceso los 'populares', la conductora llamó a su superior para advertirle de su necesidad y de que iría a las instalaciones de la EMT, a 600 metros de la cabecera de la línea, donde se encontraba estacionado el vehículo.

 

"Ante la negativa del Inspector -detalla la sanción- Ud. contesta que todos los locales están cerrados y que por tanto se dirige a las cocheras, abandonando la ruta, contraviniendo las instrucciones recibidas de manera directa, y provocando un retraso en su salida de cabecera de doce minutos".

 

En los documentos, la EMT se justifica advirtiendo de que existe la prohibición de "abandonar la ruta para usar los aseos de la cochera". Tras ello, mantiene que esta situación se ha repetido dos veces, lo que implica "clara indisciplina y una actitud rebelde a acatar las instrucciones empresariales".

 

El portavoz del PP, Sergio López, ha calificado el trato dado a la trabajadora y la sanción de "denigrante". Entretanto, desde el Gobierno local se ha señalado que la sanción a la trabajadora "se le ha aplicado por desobediencia al inspector de la EMTF". En cuanto al asunto de los aseos, fuentes municipales han manifestado que este asunto quedará "resuelto en unos días".