Sánchez Gómez destaca la importante labor de los centros especiales de empleo

Visita del delegado territorial de la Junta de Castilla y León al centro de lavandería industrial ‘Promoción y gestión sociolaboral S.L.’ de Martiherrero

El delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Ávila ha visitado el centro de lavandería industrial ‘Promoción y gestión sociolaboral S.L.’, que da empleo a 9 personas con discapacidad en la localidad de Martiherrero.

Los centros especiales de empleo son una herramienta fundamental para conseguir la plena inserción de las personas con discapacidad en el mundo laboral y social, en especial de aquellas que más difícil tienen su entrada en el mercado de trabajo. Así lo ha destacado el delegado territorial de la Junta de Castilla y León, Francisco José Sánchez Gómez, en su visita en la jornada de ayer al Centro de Educación Especial ‘Santa Teresa’ de Martiherrero, donde se ubica un centro especial de empleo dedicado a lavandería industrial.

 

Sánchez Gómez comprobó las tareas que se realizan en estas instalaciones, acompañado por la gerente del Centro, Pura Alarcón, el jefe de la Oficina Territorial de Trabajo, Francisco Javier Muñoz Retuerce, y el gerente territorial de Servicios Sociales, Ángel Muñoz.

 

Este centro, ‘Promoción y gestión sociolaboral S.L.’, cuenta con 14 trabajadores, de los cuales 9 tienen algún tipo de discapacidad. La Junta de Castilla y León ha subvencionado su funcionamiento en 2013 con una subvención de 43.280,83 euros, además de la bonificación del 100% de las cuotas de la Seguridad Social.

 

También en 2013, la Junta de Castilla y León concedió una subvención de 8.400 euros para la unidad de apoyo a la actividad profesional. Se trata de un equipo multiprofesional que permite ayudar a superar las barreras, obstáculos o dificultades que estos trabajadores con discapacidad tienen en el proceso de incorporación a un puesto de trabajo, así como su permanencia y progresión.

 

Los centros especiales de empleo son un medio de integración de las personas con discapacidad en el mundo laboral y social, en especial de aquellas que más difícil tienen su entrada en el mercado de trabajo. A este papel social hay que sumar su competitividad en el aspecto económico, prioritario en la relación empresarial, pues ofrecen altos niveles de calidad, versatilidad y adaptabilidad a las necesidades de sus clientes.

 

En estos momentos, en Castilla y León hay 192 centros especiales de empleo con 4.041 trabajadores con discapacidad. En Ávila contamos con 8 centros de estas características, que dan empleo a 76 trabajadores discapacitados y a 12 no discapacitados.

 

De acuerdo con el compromiso expresado por el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, la Administración regional ha puesto en marcha la inclusión de aspectos sociales en los procedimientos de contratación pública para favorecer la inserción laboral de los colectivos más vulnerables -personas con discapacidad o personas en riesgo de exclusión social-, y pone especial interés en la contratación con los centros especiales de empleo. Como manifestó el presidente Herrera, se trata de dar un giro a buena parte de los contratos que adjudica el Ejecutivo autonómico para favorecer, de esta forma, a las personas con más dificultades de empleabilidad. Y hacerlo a través de dos actuaciones fundamentales: la reserva por primera vez de contratos destinados a centros especiales de empleo y la incorporación de cláusulas sociales en la contratación general.