Sánchez Cabrera y Martín García declaran ante el Comité de Derechos y Garantías del PP por los hechos del 25-J

El presidente de la Diputación Provincial de Ávila, Jesús Manuel Sánchez Cabrera. / Foto: Antonio S. Sánchez

El presidente de la Diputación Provincial de Ávila, Jesús Manuel Sánchez Cabrera, fue citado junto al diputado de la institución, Jesús Martín García, para declarar ante el Comité de Derechos y Garantías del Partido Popular por los hechos que tuvieron lugar durante el acto de investidura el pasado 25 de junio, y en el que desobedecieron las directrices del partido quitando la presidencia a Pablo Gómez.

El presidente de la Diputación Provincial de Ávila, Jesús Manuel Sánchez Cabrera, ha reconocido que “en la mañana de ayer miércoles tanto yo como el diputado Jesús Martín García comparecimos ante el Comité de Derechos y Garantías del PP”, sobre lo que ha destacado que “se desarrolló con total normalidad y esperamos que en las próximas semanas nos den una respuesta”.

 

Sánchez Cabrera y Martín García han sido convocados por este comité del PP por los hechos que tuvieron lugar durante el acto de investidura el pasado 25 de junio, en el que desobedecieron las directrices del partido quitando la presidencia a Pablo Gómez en favor del concejal de Padiernos, que se alzó con la presidencia de la institución provincial. Ante estos hechos, ha destacado Sánchez Cabrera “esperamos la resolución ya sea en forma de sanción o de archivo del expediente contra nosotros”, algo que, ha asegurado, “acataremos”.

 

El presidente provincial ha destacado que en su comparecencia, de unas dos horas de duración, esgrimieron los argumentos que han venido manteniendo ante los medios de comunicación sobre qué paso y las causas que les llevaron a dar ese paso, y ha señalado que no saben lo que tardarán en informarles de la resolución, aunque ha destacado que “nos hemos sentido escuchados y creemos que nuestros derechos como afiliados están garantizados”.

 

Además, Sánchez Cabrera ha anunciado que la próxima semana se celebrará la reunión que los diputados provinciales del PP tienen pendiente con el presidente del partido, Antolín Sanz, prevista para esta semana, pero que tuvo que ser suspendida, un encuentro en el que se marcarán las estrategias a seguir en los próximos meses.