Sánchez Cabrera preside la reunión para solicitar de forma conjunta la declaración de zona catastrófica

Un momento de la reunión.

El presidente de la Diputación ha presidido este domingo la reunión de los municipios afectados por las inundaciones del pasado 22 de agosto, en la que los ayuntamientos de Muñogalindo, Santa María del Arroyo y Padiernos acordaron solicitar de manera conjunta la declaración de zona catastrófica.  

En su intervención, Sánchez Cabrera subrayó que la Institución “ha estado y seguirá estando al lado de los municipios y vecinos afectados”. Tras la tromba de agua que anegó estas localidades la Diputación Provincial puso a disposición de estas localidades medios humanos y materiales para contribuir a restablecer la normalidad. 

 

Antes de esta reunión conjunta, cada ayuntamiento celebró una sesión extraordinaria urgente del pleno municipal en la que aprobaron solicitar la declaración de zona catastrófica.  

 

El texto aprobado destaca la labor desarrollada por trabajadores y maquinaria de la Diputación así como “desde el primer momento” su “rápida intervención” para recuperar la normalidad. 

 

En la reunión conjunta participaron los alcaldes y concejales de los municipios afectados, entre los que figuran los concejales delegados de los ayuntamientos de Muñochas y de Salobralejo, José Luis Jiménez y Jesús Arribas, respectivamente.