Sánchez avisa a Iglesias de que no logrará someter al PSOE y le recuerda la cal viva

Pedro Sánchez reparte propaganda en el centro de Madrid

Cree que está claro que Rajoy no podrá gobernar porque nadie le dará su apoyo, tampoco Ciudadanos.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha avisado este miércoles a su homólogo de Podemos, Pablo Iglesias, de que el 26 de junio no conseguirá someter a los socialistas con un 'sorpasso' en escaños, ni tampoco lo que a su juicio más desea, ocupar el espacio de la izquierda frente a una 'gran coalición' entre PP y PSOE.


"Está proponiendo a los españoles algo imposible: que el conglomerado de siglas que él representa supere al PSOE en escaños para someterlo, y eso no va a ocurrir. Y lo segundo que propone y lo que más desea es que haya una gran coalición para él ocupar el espacio de la izquierda, y ya le digo que eso tampoco va a ocurrir", ha dicho.

Sánchez se ha expresado así, en una entrevista en 'Los Desayunos de TVE' en la que ha defendido que "la única alternativa que tiene España para salir de este bloqueo que han provocado los extremos es el PSOE".

El líder socialista ha insistido en reprochar a Podemos que no le apoyase en sus dos intentos de investidura y, a la pregunta de con quién pactará el PSOE después del 26J ha replicado afeando a quienes "hicieron del bloqueo su política" que ahora le exijan que se moje.

A su modo de ver, "el PSOE, ya decidió, ya eligió el 2 y el 4 de marzo" apostando por cambir y por un gobierno de progreso, mientras "Iglesias eligió, legítimamente, votar no". En su opinión, entre Iglesias y él hay diferencias porque él aspira a gobernar para cambiar el futuro mientras que Iglesias quiere liderar la oposición.

Además, ha recalcado que Iglesias tiende la mano a los socialistas "hasta las eelcciones, pero al día siguiente salen los vetos, los sillones, la cal viva y el derecho de autodeterminación de Cataluña, Galicia y el País Vasco".

Preguntado quién es su rival, ha respondido que él no tiene enemigos con nombres ni apellidos --ni Mariano Rajoy, ni Pablo Iglesias, ni Albert Rivera-- pero ha remarcado que es socialista porque sus enemigos son la desigualdad, la corrupción y la falta de oportunidades, pero también "la intransigencia, la insolvencia, la ocupación del poder por el poder y la falta de humildad en política".

Sánchez también ha opinado que el 26J se decidirá quién remplazará al actual presidente del Gobierno, Mariano Rajoy porque está claro que nadie va a poder gobernar en solitario y a Rajoy nadie le va a apoyar. A su juicio, en el debate quedó claro que tampoco alguien "ideológicamente cercano al PP como puede ser Ciudadanos" dará su apoyo a un gobierno de Rajoy.