Samuel Sánchez también causa baja en el equipo olímpico español

Debido a su reciente caída en el Tour de Francia

El ciclista asturiano Samuel Sánchez, del Euskaltel Euskadi, no reprsentará a España en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 tras haber anunciado este jueves su renuncia, asegurando que sigue recuperándose de la caída sufrida en la 99º edición del Tour de Francia.

'Samu' Sánchez, campeón en ruta en Pekín 2008, no podrá luchar por revalidad el oro logrado hace cuatro años y ya ha explicado que se trata de la decisión "más dolorosa" de su carrera deportiva. "Soy el vigente campeón olímpico y me hubiera gustado defender una medalla que me cambió la vida", explicó.

El líder del Euskaltel, que se cayó en la séptima etapa de la presente edición del Tour, había completado hasta la fecha dos entrenamientos de calidad y uno de fondo, pero no le han reportado las mejores sensaciones como para embarcarse en Londres 2012. Este jueves, a última hora de la tarde, hizo pública su decisión, algo después de Rafa Nadal, quien también anunció su no participación en Londres por una tendinitis.

El asturiano, que se produjo uuna fractura del tercer metacarpiano de la mano derecha y de la espina escapular izquierda, conserva un "notable golpe de pedal", según explicó su equipo, pero "las zonas lesionadas no responden a la intensidad de los esfuerzos que requiere una competición de alto nivel".

"Samuel tiene dificultades para absorver los irregularidades de la carretera y no puede frenar con su mano derecha, por lo que su participación en los Juegos sería poner en peligro tanto su integridad física como la de sus compañeros de pelotón", añadió Euskaltel en un comunicado.

"Queda temporada por delante, y aunque la decisión haya sido la más dolorosa en mucho tiempo en el plano deportivo, Samuel Sánchez afrontará optimista su recuperación y seguirá recuperándose para alcanzar su mejor nivel una vez superadas las dolencias y seguir optando al triunfo en las mejores carreras, como el Mundial o el Giro de Lombardia", indicó el equipo.

"LA DECISIÓN MÁS DOLOROSA"

Por su parte, el ciclista aseguró que se trata de "la decisión deportiva más dolorosa en mucho tiempo". "Soy el vigente campeón olímpico y me hubiera gustado defender una medalla que me cambió la vida. Tras aquel triunfo, tengo una calle con mi nombre, una estatua a tamaño real que refleja el momento en el que mordí la medalla...", recordó.

"Fue una victoria muy significativa y durante cuatro años he podido lucir un maillot que me identificaba como oro olímpico. Llegan unos nuevos Juegos y no podré defender el título en la carretera, pero el ciclismo es así. Lo importante es ser fuerte y seguir caminando. Estoy un poco triste, pero tengo que asumirlo, no queda otra", comentó.

Además, Sánchez dejó claro que ha "forzado a tope" con el objetivo de recuperarse, "pero lo primero es la salud". "Compitiendo en este estado, en el que tengo dificulatdes para frenar, sería un peligro para mi mismo y para mis compañeros de pelotón. Debo ser responsable, no poner en riesgo a nadie y seguir trabajando en la recuperación", añadió.

"Aún queda mucha temporada por delante y quedan objetivos muy ambiciosos. Hay que seguir sumando puntos en el World Tour, esta el Mundial... Hay que seguir trabajando con ilusión, con optimismo. Quedan muchas retos por delante y lo primero es recuperarse totalmente para afrontarlos en buen estado y con motivación", explicó el líder de Euskaltel Euskadi.

Además, Samuel no quería dejar pasar la oportunidad de "agradecer a todos los profesionales" que le han ayudado en este proceso de recuperación. Estoy muy agradecido a todos y espero poder darles alegrías en un futuro muy cercano. Y como no, a todos los aficionados. Me han llegado muchos mensajes de apoyo y me han hecho ver la situación de otra manera. Estoy muy agradecido y esas muestras de cariño serán mi medalla de oro en 2012", finalizó.