Salom da un recital sobre la moto y se lleva una gran victoria

Consiguió en Brno la quinta victoria de la temporada y aumenta la distancia en el Mundial con respecto a sus perseguidores.

El piloto español Luis Salom (KTM) ha conseguido la victoria en el Gran Premio de la República Checa, undécima prueba del Mundial, por delante del también español Maverick Viñales (KTM) y del alemán Jonas Folger (Kalex KTM), mientras que en el Mundial, el mallorquín aumenta en cinco puntos su ventaja sobre Viñales, que mantiene la segunda plaza.

 

El 'Mexicano' demostró en Brno de la pasta de la que está hecho. Con el calcáneo de su pie izquierdo fracturado, Salom no solo compitió por la victoria sino que consiguió hacerse con ella en una última vuelta brutal, en la que pasó a los pilotos del Estrella Galicia 0'0%, Álex Márquez y Álex Rins, para no permitir después que nadie le adelantase.

 

Salom consiguió en Brno la quinta victoria de la temporada y aumenta la distancia en el Mundial con respecto a sus perseguidores. Tras la carrera checa, el español se coloca con 208 puntos, 14 puntos más que Maverick (194) y 28 más que un Rins (180) que sale de Brno como el gran derrotado.

 

La carrera de la categoría pequeña fue realmente extraordinaria. En el penúltimo paso por meta, el orden era Alex Márquez, Álex Rins, Salom, Viñales y Folger. Solo una vuelta después, el orden fue Salom, Viñales, Folger, Rins y Márquez. Es decir, nadie acabó la carrera en la misma posición en la que empezó la última vuelta.

 

Porque lo visto en Brno fue una carrera en grupo de las de siempre en la categoría pequeña, de las que hacen afición. En muchas ocasiones, en este 2013, se había rodado en grupo pero luego alguien tiraba al final y le quitaba emoción a la vuelta final. Esta vez no, esta vez, hasta prácticamente el final, Salom no pudo celebrar la victoria.

 

 La carrera centroeuropea empezó con un grupo de ocho, que luego fue de seis, más tarde de siete, y al final se quedaron solo cinco hombres para luchar por la victoria. Los cuatro españoles y Folger. El número de pasadas entre estos pilotos fue incalculable. Curvas en las que entraban hasta tres pilotos en paralelo y lideratos que no duraban más de unas pocas curvas.

 

Con ese panorama se llegó a la última vuelta, en la que Salom hizo el adelantamiento ganador y Viñales y Folger se aprovecharon de la pelea entre Rins y Márquez. No estarán muy contentos en el equipo cervecero con sus dos jóvenes pilotos. Pero son jóvenes y aún tienen mucho que aprender. La próxima oportunidad, el fin de semana que viene, en Silverstone.