Salamanca se suma de forma masiva a la manifestación contra la reforma laboral

Fuentes policiales indicaron que unas 3.000 personas se dieron cita en la Plaza Mayor, aunque en el camino hacia la subdelegación del Gobierno se sumaron muchos más

Salamanca ha respondido con fuerza a la convocatoria de CC.OO. y UGT contra la reforma laboral.

Unas 3.000 personas -según fuentes policiales consultadas por este diario- se dieron cita en la Plaza Mayor para iniciar una marcha hasta la subdelegación del Gobierno pasando por la calle Zamora, avenida Mirat y Gran Vía, en la que se fueron uniendo más personas que finalmente ocupaban la parte superior de la Gran Vía -hasta la subdelegación- y gran parte de la plaza de España y de la avenida Mirat.

Emilio Pérez Prieto, secretario general de CCOO Salamanca, ha asegurado antes de ponerse en marcha: "Estamos realmente convencidos de que Salamanca ha escuchado nuestras reivindicaciones independientemente de las siglas que han convocado la manifestación o del color político al que se pertenezca. Así comenzamos una etapa de lucha y reivindicación y así queremos comenzar con esta batalla que se plantea contra los trabajadores".

"No se puede permitir que este Gobierno quiera convertir el mercado laboral en un mercado de abastos, quiere que las ETTs manejen la mano de obra al menor precio posible y los empresarios se convierten en mercaderes", ha añadido Pérez Prieto.

"Manifestación "Manifestación

"Quieren intervenir la reforma de la ley de huelga, la de la prestación por desempleo y el sistema de pensiones y nos podemos encontrar con que no nos dejen manifestarnos o reunirnos. Quieren acabar con cualquier sistema de organización de los trabajadores", ha asegurado.

"Nos quieren dividir, quieren entretenernos, que los trabajadores que tienen empleo se enfrenten a los trabajadores que no lo tienen y mientras tanto enriquecerse los mismos de siempre. Es una reforma que rompe el equilibrio entre el beneficio empresarial y el beneficio de la fuerza del trabajo. Dan un vuelco al equilibrio en el bienestar y los derechos. Lo único que plantean es el beneficio de los empresarios en contra de los trabajadores, que pasan a estar en las peores condiciones posibles. Salamanca hoy tiene que decir que se ha acabado, que no está a favor; 33.000 personas que están en desempleo en Salamanca debe manifestarse", asegura el sindicalista.

"Esto puede ser el inicio de una serie de manifestaciones que nos pueden llevar a convocar una huelga general o a una gran concentración donde todos manifestemos que estamos unidos y que no vamos a permitir que se destruyan los derechos laborales logrados hasta ahora" ha concluído Emilio Pérez.

"Manifestación "Manifestación