'Salamanca en 2 ruedas'

El Museo de Automoción rinde homenaje a las primeras motos que pisaron el asfalto de la ciudad

El Museo de Historia de la Automoción de Salamanca rinde homenaje a las motos que han pisado el asfalto de la ciudad desde principios del pasado siglo hasta la actualidad.

 

Dentro de la programación que conmemora el décimo aniversario del museo y tras concluir la exposición de la Historia de la Automoción de la Guardia Civil, este espacio salmantino muestra unas 60 piezas que sean reunido  gracias al apoyo de cerca de una veintena de coleccionistas salmantinos, además de los vehículos en disposición del mismo centro.

 

Así se trata de rendir un homenaje a los “muchísimos” coleccionistas salmantinos que, con su esfuerzo y dedicación, contribuyen a mantener y promocionar el mundo de la automoción, según el alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco.

 

El primer edil, quien ha inaugurado la exposición, ha agradecido a los coleccionistas por hacer posible esta muestra que se exhibe hasta el 31 de enero bajo el título ‘Salamanca en 2 ruedas’.

 

La exposición ocupa toda la Sala de Exposiciones Temporales y parte de la planta superior del museo. En la sala primera se reúnen las motocicletas de uso habitual en carretera y en la superior una representación de motos de campo y de motocicletas de competición.

 

 

‘SALAMANCA EN 2 RUEDAS’

 

La historia de la motocicleta en España aparece representada por las marcas más renombradas de la época y por aquellas otras, de origen extranjero, que por su atractivo y versatilidad llegaron al mercado español o fueron fabricadas, con licencia, en nuestro país.

 

Entre las marcas que aparecen representadas en la exposición se encuentran Soriano, Bultaco, Derbi, Sanglas, Montesa, Ducati, Cofersa, Ossa, Isomoto, Motobic, Vespa, Velosolex, Lambretta, Moto Guzzi Hispania, Lube, Suzuki, BJR, DKW, Honda, Norton, Moto Moroni, Carnielli, o Ariel, entre otras.

 

En definitiva, se trata de una exposición que ofrece al visitante toda “una amplia muestra” de tipologías, cilindradas, modelos de dos y sidecares, que, hasta los años 70, llevaron a la moto española, hasta los más altos niveles de calidad y de prestigio, no solo en la carretera, sino también en el mundo de la alta competición.