Sáez Aguado se reunirá con alcaldes para aclararles los horarios de atención médica

El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado.

El consejero asegura que no supondrá en ningún caso para los médicos del entorno rural más de cuatro horas y media entre consulta y desplazamientos. Ha explicado que la ordenación lleva en marcha un año y que no ha perjudicado al mundo rural.

El Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León ha aprobado este jueves el Plan de Ordenación de Atención Primaria que "blindará" esta prestación en el medio rural y la mejorará en el medio urbano y semiurbano y que permitirá rebajar en un 8,3 por ciento el cupo de pacientes para los médicos de familia de las ciudades, que pasarán de una media de 1.549 a 1.420, mientras que los rurales aumentarán el ratio de 680 a 737, unas dos consultas más al día.

 

Así lo ha explicado el consejero de Sanidad, Antonio Sáez Aguado, en la presentación de este Plan de Ordenación de Atención Primaria que tendrá aplicación hasta el próximo 31 de diciembre de 2015 y que está basado en un "criterio restrictivo" para el ámbito rural en el sentido de mantener la atención primaria en las mismas ubicaciones y con la misma intensidad, "ahora y en el futuro". Según ha aclarado el consejero, este Plan de Ordenación de Atención Primaria está en aplicación desde hace más de un año, un periodo de tiempo que se ha aprovechado para no cubrir un total de 53 plazas de médicos de familia y 7 de enfermería que han quedado vacantes por jubilación para evitar tener que despedir después a interinos.

 

 

En este sentido y tras reconocer que ha podido haber discrepancias y malinterpretaciones por cuestión de procedimiento o por desconocimiento del proceso, el consejero ha explicado que en sus recientes reuniones con los integrantes de las organizaciones profesionales agrarias estos se han sorprendido al comprobar con los datos ofrecidos por la Junta que ya se había producido una redistribución de esas vacantes sin perjuicio para la población del medio rural.

 

La "pequeña operación" que plantea ahora el Plan de Ordenación de Atención Primaria prevé la reordenación de 73 plazas de médicos de familia y de 45 enfermeros que, en su mayor parte, pasarán del medio rural al urbano a excepción de tres zonas rurales (Íscar, en Valladolid, y Órbigo y Bernesga, en León), que se reforzarán por razones de población.

 

El consejero ha precisado que, aunque ha Junta había optado en un principio por la figura de la "atribución temporal de funciones" para llevar a cabo esa reordenación con mayor rapidez, finalmente y a petición sindical se realizará por el procedimiento de "concurso de traslado voluntario", a pesar de que será "algo más lento". "No se va a forzar a nadie", ha aclarado Saez Aguado, quien ha vuelto a defender la "oportunidad" de reordenar la Atención Primaria en Castilla y León tras más de 25 años sin modificaciones que ha dejado una realidad en la que hay médicos del medio rural que sólo atienden dos o tres consultas al día, lo que afecta incluso a su desarrollo profesional, mientras que otros del medio urbano atienden hasta a 50 pacientes en una sola jornada.

 

Saez Aguado ha explicado además que la reordenación del mapa de Atención Primaria se ha realizado tras un "análisis exhaustivo" de la situación actual de cada una de las zonas básicas de salud, de las consultas de los medios rural, urbano y periurbano y del cupo de pacientes para optimizar al máximo los recursos humanos. Dicho esto, ha aclarado que el nuevo mapa no supondrá en ningún caso más de 4 horas y media entre consulta y desplazamientos para esos médicos de familia del medio rural que, con una jornada de 7 horas y media, tendrán tiempo para otras actividades, como las guardias.

 

Finalmente, ha anunciado una reunión en los próximos días con los alcaldes de las poblaciones con consultorios de salud para plantearles los horarios de las consultas (los mismos que hasta ahora, ha reiterado), y para pedirles su colaboración ante cualquier incidencia que se notificará de inmediato a las gerencias de atención primaria, según se ha comprometido.