Sacyl pondrá en marcha en unas semanas la supresión de gerencias provinciales de área

El consejero de Sanidad admite que la integración cada vez mayor entre la atención Primaria y la Especializada deja a las gerencias de área sin contenido. Su supresión permitirá ahorra en estructura adminsitrativa eliminando directivos.

La Consejería de Sanidad pondrá en marcha en las próximas semanas la supresión de las gerencias de salud de área, los órganos adminsitrativos que en cada provincia coordinan los medios para la prestación sanitaria. Así lo ha anunciado el consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, en la presentación del nuevo gerente del complejo hospitalario de Zamora. La medida era una de las contempladas en el plan anunciado hace algo más de un año por la Junta para mejorar el modelo de gestión de la salud pública.

 

"En el proceso de integración de la atención primaria y la especializada el papel de la gerencia se desdibuja", ha dicho Sáez Aguado al ser preguntado sobre los planes para suprimir esa estructura de la gestión de la sanidad en Zamora. El plan, extensivo a todas las provincias, ya se ha probado en la de Zamora y también en alguna zona sanitaria de Valladolid y de Soria. "En un proceso de reducción de las estructuras administrativas nuestro esfuerzo debe dedicarse a la mejora de la atención", ha remarcado el consejero.

 

La desaparición de las gerencias de área tendría como consecuencia la supresión de cargos directivos de unos departamentos que ya no tienen funciones, ya que el horizonte es el de trasladar muchas de las decisiones de gestión a los profesionales a través de las unidades de gestión clínica y de obtener una mayor continuidad entre la atención Primaria y la Especializada. La supresión redundaría en la eliminación de puestos directivos, al menos, en un 25%, no de empleados de la sanidad.

 

La idea de la consejería de Sanidad con esta nueva estructura es mejorar la calidad de la asistencia al acortar los tiempos de diagnóstico y de decisión terapéutica, mejorando la continuidad de los procesos y la adecuada coordinación de dispositivos. La nueva ordenación permitirá desarrollar la posibilidad de trabajar en red, favoreciendo la gestión por procesos en ambos niveles y mejorando por ejemplo la programación y coordinación de las citas o la integración de las estructuras docentes y de investigación.