Sabina: "Lo único bueno de la crisis es que nace la mejor poesía"

Ha destacado a Garcilaso, a quien ha recitado de memoria, a Quevedo y a otros autores que han marcado su poesía.

El cantautor Joaquín Sabina ha destacado en Baeza (Jaén) durante la inauguración de los cursos de verano de la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA) en Baeza (Jaén) que "lo único bueno que tiene la crisis es que en ella florece la mejor poesía", aunque ha lamentado que también está sufriendo "muchos recortes".

 

Sabina ha protagonizado un diálogo con el poeta Luis García Montero para abrir esta nueva edición en la sede 'Antonio Machado' de la UNIA, donde se celebrarán hasta el día 6 de septiembre un total de nueve cursos y ocho encuentros que abordarán, entre otras temáticas, la agricultura ecológica, el patrimonio, la música, la poesía, la enseñanza, el cine, la salud, las nuevas tecnologías, la eficiencia energética, el turismo o la economía.

 

Durante su conversación con García Montero, el autor ubetense ha explicado que la función de los poetas es ejercer el "sagrado derecho al pataleo, poniéndole alguna gota de belleza al viejo y hermosa idioma español y llegando al corazón del la gente".

 

Además el diálogo entre ambos ha servido para ofrecer un recorrido por la vida de Sabina, que ha destacado su estancia en Granada para comenzar los estudios universitarios como un momento transformador; "Granada era Babilonia, era Nueva York para mí", ha confesado antes de recordar que "aprendí en el bar, de la mano de maestros que tenían uno o dos años más que yo y que me mostraron libros de Neruda, Cernuda o Alberti que, por aquel entonces, estaban prohibidos".

 

También ha hecho un guiño a sus orígenes en Úbeda, comentando con anécdotas la rivalidad existente entre su ciudad natal y la vecina Baeza, aunque ha explicado que no está interesado en su infancia ya que "no fue la patria de mi poesía".

 

GARCILASO Y QUEVEDO

 

En relación a sus influencias, ha destacado a Garcilaso, a quien ha recitado de memoria, a Quevedo y a otros autores que han marcado su poesía. "Ya no se aprenden poesías de memoria ni se conocen a los autores clásicos, así es imposible hacer buena poesía", ha sentenciado. Además, ha hecho referencia a su exilio "voluntario y cobarde" en Londres donde conoció la música y las letras de Bob Dylan y Leonard Cohen.

 

Durante el diálogo, Sabina ha intercalado la lectura de algunos de sus sonetos, ha recitado alguna canción e incluso ha leído un texto suyo en prosa, aunque ha reconocido que prefiere los versos pues su prosa llega a resultar "pedante".

 

García Montero le ha preguntado también por sus colaboraciones en prensa y el cantautor se ha referido a sus versos satíricos como algo "raro y obsoleto" que le permite opinar en los periódicos de lo que ocurre día a día.

 

En cuanto al papel de la poesía, Sabina ha concluido que las poesías y las canciones no cambian el mundo a corto plazo pero sin ellas "el mundo sería un lugar horroroso".

 

CINCO CURSOS EN LA PRIMERA SEMANA

 

La sesión inaugural da paso al inicio de cinco cursos durante la primera semana en la sede 'Antonio Machado' de Baeza, empezando por el denominado 'Agricultura ecológica. Oportunidades de negocio', que estará dirigido por Noelia Rodríguez Aranda, de la Asociación Jaén Ecológica, y Eva Torremocha Bouchet, de Andalucía Agroecológica.

 

Además, en esos días también se celebrará el curso 'Patrimonio olvidado, patrimonio negado. Expolio, destrucción y exilio', dirigido por el director del Seminario Permanente de Patrimonio Histórico de la UNIA, Rafael López, y 'Músicas urbanas y medios de masas: representación y consumo de la escena a la publicidad', bajo la dirección del profesor de la Universidad de Granada Joaquín López, y del docente de la Universidad de Oviedo Eduardo Viñuela.

 

El programa de esta primera semana de cursos se completa con 'Paradigmas y técnicas de investigación en estudios ingleses', dirigido por el profesor de la Universidad de Jaén Antonio Bueno, y 'Poesía española contemporánea. Un diálogo de generaciones', cuyos directores son Luis García Montero y Juan Carlos Abril, de la Universidad de Granada.