¿Sabemos cómo cuidar nuestro pene? Problemas de salud y cómo combatirlos

Hablar de todo lo que concierne a la salud de nuestro pene se ha convertido, en la gran mayoría de los casos, en un tema tabú, pero hay que mantener hábitos de vida saludables y vigilar cualquier aniomalía como otra parte del cuerpo. Puede esconder numerosas enfermedades.

Los problemas de salud en el pene, que no sólo están relacionados con la salud sexual del individuo, continúan siendo un tabú debido, en la mayoría de las ocasiones, al miedo o el pudor de acudir al médico ante cualquier trastorno que, sin embargo, puede ser indicativo de un problema de salud oculto.

 

Además, estos problemas pueden afectar otras áreas de su vida, causando estrés o problemas de relación y dañar su confianza en sí mismo. Por ello, es fundamental conocer los signos y síntomas de problemas del pene y qué se puede hacer para proteger su salud. En la web de la prestigiosa Clínica Mayo en Rochester (Estados Unidos) resuelven todas las dudas:

 

1.- Qué puede afectar a la salud del pene. Hay varios factores, unos modificables y otros no. Entre ellos figuran:

 

- El sexo sin protección: se puede contraer una infección de transmisión sexual.

 

- Las enfermedades del corazón, la diabetes y la hipertensión: todas ellas pueden causar disfunción eréctil.

 

- Algunos medicamentos y tratamientos: por ejemplo, la extirpación quirúrgica de la glándula prostática y el tejido circundante como tratamiento para el cáncer de próstata podría causar incontinencia urinaria y disfunción eréctil.

 

-  Fumar: también aumenta las probabilidades de tener disfunción eréctil.

 

- Los niveles hormonales: Los desequilibrios hormonales, especialmente la deficiencia de testosterona, se han relacionado con la disfunción eréctil.

 

Problemas psicológicos: si alguien que experimenta un problema de erección teme que le vuelva a pasar es muy probable que le cause ansiedad y depresión que, a su vez, pueden provocar problemas de erección.

 

- Enfermedades neurológicas: un ictus, lesiones en la médula espinal o la espalda, la esclerosis múltiple o la demencia pueden afectar a la transmisión de los impulsos nerviosos desde el cerebro al pene, causando la disfunción eréctil.

 

-  El envejecimiento: la disfunción eréctil y otras disfunciones sexuales son más comunes a medida que se envejece, ya que los niveles de testosterona disminuyen con el tiempo.

 

-  Piercings: una perforación del pene puede causar una infección de la piel y también interrumpir el flujo urinario. 

 

2.- ¿Cuáles son los problemas más comunes del pene?

 

Problemas de erección o eyaculación: Estos podrían incluir la incapacidad para lograr y mantener una erección lo suficientemente firme para tener relaciones sexuales (disfunción eréctil) o, excepcionalmente, una erección persistente y dolorosa que usualmente no es causada por la estimulación sexual o la excitación (priapismo).

 

-  Anorgasmia: en algunos casos, el paciente podría no ser capaz de lograr un orgasmo a pesar de la estimulación adecuada. 

 

Cambios en la libido: la reducción del deseo sexual (libido) pueden deberse a varias condiciones, incluyendo un desequilibrio hormonal, problemas de relación o incluso la depresión.

 

-  Infecciones de transmisión sexual: diversas infecciones de transmisión sexual pueden afectar el pene, incluyendo las verrugas genitales, gonorrea, clamidia, sífilis y herpes genital.

 

Fimosis: se produce cuando el prepucio no se puede retirar totalmente, lo que puede conducir a infecciones y causar dolor al orinar o en las erecciones. 

 

Otras enfermedades y condiciones: una infección por levaduras pueden causar una erupción rojiza y manchas blancas en el pene. 

 

- El cáncer de pene: podría comenzar como una ampolla en el prepucio, la cabeza o el cuerpo del pene.

 

3.- Signos o síntomas de problemas del pene.

 

Los doctores de la Clínica Mayo recomiendan consultar lo antes posible si se detecta:

 

Cambios en la forma en que la eyaculación.

 

Sangrado durante la micción o la eyaculación.

 

-  Verrugas, golpes, lesiones o una erupción en el pene o en su área genital.

 

- Cuando el pene esta ostensiblemente doblado o la curvatura provoca dolor o interfiere en la vida sexual.

 

- Sensación de ardor al orinar.

 

Secreciones no habituales.

 

- El dolor severo después de un trauma en el pene.

 

Modificaciones en el deseo sexual, especialmente en hombres mayores.

 

4.- Qué hacer para mantener su salud.

 

 Tener una vida sexual responsable.

 

- Vacunarse contra el virus del papiloma humano (VPH).

 

Mantenerse físicamente activo.

 

- Hábitos de higiene correctos.

 

Conocer los posibles efectos secundarios de los medicamentos que toma.

 

Prestar atención a la salud mental: buscar tratamiento para la depresión y otras enfermedades mentales.

 

Dejar de fumar y limitar la cantidad de alcohol.

 

- Tomar decisiones saludables: mantener un peso y un estilo de vida saludables pueden ayudar a reducir el riesgo de desarrollar alteraciones del colesterol.

 

No se pueden prevenir todos los problemas del pene. Sin embargo, un examen rutinario permite una mayor conciencia de su estado de salud y ayudar a detectar cambios.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: