Sabella: "Desde lo físico, lo táctico, el carácter, Alemania siempre fue poderosísima"

"Hay que tener una gran concentración, ocupar bien los espacios y hacerlo muy rápido. No arriesgar el balón donde no se pueda arriesgar".

El seleccionador argentino, Alejandro Sabella, ha comparecido este sábado ante los medios de comunicación, el día antes de la final del Mundial de Brasil que su combinado disputará ante Alemania, y ha destacado que para ganar a los germanos tendrán que "hacer el partido perfecto".

  

"Desde lo físico, lo táctico, el carácter, Alemania siempre fue poderosísima. Ahora además tiene un esquema de juego muy bien trabajado, con pases entre líneas y diagonales de delanteros para que los laterales lleguen desde afuera. Hay que hacer el partido perfecto para ganarles", señaló el técnico argentino del que será su rival este domingo.

  

Sabella dio varias claves para llevarse la victoria del choque que se jugará en Maracaná. "Hay que tener una gran concentración, ocupar bien los espacios y hacerlo muy rápido. No arriesgar el balón donde no se pueda arriesgar", indicó el preparador de la albiceleste.

 

 
 

 

Cuando se le preguntó por las diferencias de su conjunto y el que dirigía Maradona en Sudáfrica 2010 y que cayó por 4-0 ante Alemania en cuartos de final, Sabella no tuvo reparos en destacar que el suyo es "un equipo más conservador". Resaltó que en este Mundial de Brasil, Argentina "busca el triunfo por un camino diferente".

  

En cuanto al gran protagonista de los días previos a la final en la selección argentina, Ángel Di María, el seleccionador no quiso aclarar si ha superado su lesión y podrá jugar frente a los teutones. "Vamos a ver hoy, es un día fundamental, estamos haciendo un trabajo especial con él. Después del entrenamiento voy a tener un panorama mejor", dijo.

  

Por último Sabella indicó que van "a darlo todo" y que lo van a hacer por "la camiseta argentina y por el fútbol", mandando así un mensaje de ánimo a su afición de cara a la que podría convertirse en la tercera Copa del Mundo del país sudamericano tras las logradas en 1978 y 1986.